BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

05 de Mayo de 2020

Infracciones, sanciones e ilegalidad: El grave prontuario de la minera Los Andes Copper que amenaza a Putaendo



Con la permisividad del Estado, las malas prácticas de la minera canadiense han sido la tónica de su presencia, por casi dos décadas, en la cordillera de la V Región.

- Por Natalie Gilbert

- En plena crisis por covid-19 y con una grave escasez hídrica en la zona central del país, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), bajo gobierno de Sebastián Piñera, aprobó por unanimidad el pasado 20 de abril la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas”, de la Compañía Minera Vizcachitas Holding, filial de la canadiense Los Andes Copper, que busca obtener información para confeccionar el modelo geológico de un posible yacimiento de cobre y molibdeno.

Una empresa que con la permisividad del Estado ha dejado una seguidilla de malas prácticas, por casi dos décadas, en la cordillera de la V Región. En paralelo, la perseverancia de las organizaciones socioambientales y ciudadanas de Putaendo es un ejemplo de resistencia frente a la amenaza del extractivismo.

El proyecto de Los Andes Copper está ubicado en el Río Rocín, principal afluente del río Putaendo, a 46 kms de la ciudad y 24 kilómetros río arriba del Embalse Chacrillas, reserva de agua que a duras penas (790 mil metros cúbicos al 30 de marzo de 2020, versus los 3,3 millones de metros cúbicos de 2019) permite el riego de cerca de 7 mil hectáreas con producción agrícola, además de su uso para consumo humano.

A pesar de esta delicada situación, el proyecto de la Compañía Minera Vizcachitas Holding fue ingresado al SEA de la Región de Valparaíso el 31 de mayo de 2019. Su instalación en el territorio implicaría la realización de 350 nuevos sondajes mineros  durante los próximos 4 años, como etapa previa a la construcción de una mina a rajo abierto que la empresa tiene planificada en la zona. Además de una central hidroeléctrica de pasada sobre el río Rocín de al menos 38MW, la que si bien durante 2014 y 2015 registra acciones ante el SAG, en el marco del Estudio de Línea Base, hasta la fecha no ha sido ingresada al sistema de evaluación ambiental.

Tras la sesión del SEA del pasado 20 de abril, que aprobó el proyecto de forma unánime y realizada de manera inédita a través de videoconferencia, el alcalde (s) de Putaendo, Fabián Muñoz, señaló que “tenemos una sensación de frustración. Sentimos que no fuimos escuchados ni por el intendente, ni por los seremis. Ellos aprobaron todo sin ningún cuestionamiento”.

Por su parte, Patricia Fuentes, presidenta de la Agrupación Putaendo Resiste indicó que “lo que molesta es la forma, la forma en que se monta esta reunión online, con cero empatía, no fuimos escuchados. Ni siquiera sabemos si la intervención buenísima y técnica que hizo la municipalidad fue escuchada o si fue escuchado lo mío como ciudadana que no manejo cosas técnicas, sino que me mueven la fuerza y el cariño por esta tierra, por la tierra de mis hijos. Por lo que se pudo ver, los seremis no escucharon”.

La desazón es más que comprensible. La localidad lleva décadas amenazada por el impacto que podría ejercer la gran minería sobre el territorio. Y no sólo eso, la presencia de la minera transnacional se ha desarrollado a través de una seguidilla de irregularidades.

De manos del Estado a empresas privadas.

La historia de Vizcachitas se inicia en 1975 con la Compañía de Petróleos de Chile (COPEC),  de propiedad estatal en ese entonces (fue privatizada bajo la dictadura de Pinochet). En 1981 se concretan estudios petrográficos, geoquímicos y un mapa geológico que confirman el yacimiento de pórfidos de cobre y molibdeno, en el llamado complejo minero San José. En 1992 Placer Dome revisa el proyecto y en 1993 firma una opción de compra, completando los programas de muestreo y mapeo. En 1995 aparece la General Minerals Corporation (GMC) que se hace acreedora del 51% de la Sociedad Legal Minera San José. Para 1998 se habían realizado 61 sondajes de perforación diamantina.

A fines de 2003 Lumina Copper Corp. compró la filial de GMC, Vizcachitas Limited. En mayo de 2005, Vizcachitas Limited fue transferida a Global Copper Corporation, una de las cuatro empresas sucesoras de Lumina Copper Corp. En 2007 esta subsidiaria pasó a manos de Los Andes Copper, en julio de ese año la empresa comenzó una nueva etapa de perforaciones. Para 2008 Los Andes Copper completaba 20.000 metros de perforación diamantina.  Desde 1993 a 2008 se realizaron un total de 146 perforaciones.

Los Andes Copper y su prontuario de ilegalidades.

En febrero de 2008, la empresa ingresa al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) su proyecto “Prospección Minera Vizcachitas” a través de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA). El proyecto fue rechazado en octubre de 2008, luego de que la Comisión Regional de Medio Ambiente de la Región de Valparaíso, de aquel entonces, resolviera con calificación ambiental desfavorable. Sin embargo, la minera continuó sus operaciones.

Las consecuencias comenzaron a verse más tarde, cuando en julio de 2016 salió a la luz pública el informe realizado por Hidrolab, por encargo de la consultora que debía, en ese entonces, monitorear el agua del embalse Chacrillas. Las altas concentraciones de metales pesados, como aluminio, cobre, fierro y manganeso que arrojó el estudio alarmó a la población. Diversas organizaciones como la “Coordinadora Tres Ríos de Putaendo” llegaron hasta las oficinas regionales del MOP a exigir acciones concretas contra la minera por la contaminación del agua del río Rocín, denunciando de paso la complicidad de las autoridades. Meses antes, la seremi de salud abría sumario sanitario en contra de Vizcachitas por severas deficiencias en el suministro de agua potable y alcantarillado, funcionamiento de un casino sin los permisos respectivos y manejo inadecuado de residuos peligrosos.


Putaendo Resiste en el MOP. Julio de 2016. Extraída desde dnoticias.cl

En septiembre de 2016, la Coordinadora Putaendo Resiste realizó una denuncia ante la Superintendencia de Medio Ambiente, debido a las faenas ilegales que la empresa estaba haciendo sin resolución de calificación ambiental. Anteriormente, durante 2015, ya se habían registrado otras denuncias que indicaban que la minera de capitales canadienses, ejecutaba trabajos, excavaciones y prospecciones hacía más de diez años. Estas acciones permitieron que la Superintendencia de Medioambiente formalizara una fiscalización en terreno.

Según el Informe de Fiscalización de 2017, “el conjunto de actividades desarrolladas a partir del año 2007 ha requerido de la habilitación de al menos 82 plataformas de sondaje y 40 caminos de acceso, verificándose que el número de prospecciones realizadas por el Titular es mayor al criterio de 20 prospecciones” establecidas por la ley y que obliga al proyecto a someterse a evaluación en el SEIA. Además, el documento detalla el impacto en el medio ambiente: se ha desarrollado en un área en donde se registraron 59 especies de flora autóctona, de las cuales 39 no están informadas en la línea base de la DIA Prospección Minera Vizcachitas, siendo 12 de ellas,  endémicas de la zona.

Ante aquello, en abril de 2017, la Superintendencia  formuló cargos en contra de la Compañía Minera Vizcachitas Holding debido a la “modificación del proyecto de prospección minera en el sector Las Tejas, en la comuna de Putaendo, sin contar con resolución de calificación ambiental, produciéndose intervención del hábitat de especies de flora y fauna nativa, así como alteración de cursos de agua…. Dicha conducta fue considerada como una infracción gravísima.

Sin embargo, la compañía minera pudo salir del paso sin mayores problemas. Luego de la infracción, la empresa tuvo la oportunidad legal de presentar un Programa de Cumplimiento. Es decir; un plan de acciones para cumplir con la normativa. Dicho Programa recibió observaciones en dos oportunidades. En estos casos la Superintendencia no sólo actúa como un ente fiscalizador de la norma, sino que también como asesor de la misma empresa infractora en cuanto a la elaboración de dicho plan.

Así, el documento definitivo fue presentado en agosto de 2017, para su evaluación. Luego de cuatro meses, en tiempo récord si lo comparamos con otras actuaciones de este caso, en diciembre del mismo año, la Superintendencia  aprobó el Programa de Cumplimiento. Ello a pesar de todos los antecedentes surgidos del informe de fiscalización de la propia Superintendencia, de los informes del Sag y de la Conaf de 2016, en cuanto a la afectación del hábitat de especies de flora y fauna nativa y de las denuncias realizadas por la Junta de Vigilancia del Río Putaendo sobre que el documento refundido no se hacía cargo de los efectos ocasionados por las faenas mineras, ni tampoco aseguraba el cumplimiento de la normativa ambiental, entre otras fundamentadas objeciones.

Tampoco causó mayor efecto en el análisis del caso, por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente, la resolución de la Dirección General de Aguas, (DGA) de Valparaíso en 2016 que ordenó el cese inmediato de la extracción de aguas sobre el cauce de la Quebrada La Cortadera por tratarse de un afluente del Río Rocín y confirmándose de paso la intervención del cauce. Tres años después, en 2019, la empresa fue multada por cerca de 60 millones, por modificación del cauce del río Rocín, usurpación del agua y por no dar cumplimiento a la resolución de 2016.

Posteriormente, la Minera Vizcachitas Holding ingresó en mayo de 2018 la DIA “Regularización de plataformas de sondajes mineros, sector Las Tejas”. Este buscó modificar el proyecto original de prospección minera desarrollado entre 2005 y 2007, así como regularizar las faenas de sondajes de 2015 a 2017. Aquellos trabajos mineros no fueron sometidos a evaluación ambiental, es decir que este nuevo proyecto de Vizcachitas Holding pretendía blanquear las faenas mineras ya desarrolladas de manera ilegal, a través de una aprobación retroactiva.

Un mes después de esta presentación, en junio de 2018, el municipio de Putaendo denunció a la empresa por construcción ilegal de campamento minero ante el Juzgado de Policía Local. En ese entonces, el  alcalde Guillermo Reyes declaró: “determinamos que ellos nunca han pedido permisos municipales para levantar su campamento. Entonces, comprobamos una vez más que esta empresa oculta información, miente y no fomenta ningún progreso ni desarrollo para Putaendo”.

La denuncia fue acogida y la Compañía Minera Vizcachitas Holding fue condenada, por vulnerar la Ley de Urbanismo y Construcción, al pago de una multa en beneficio municipal (cerca de $1 millón y medio de pesos) , a cancelar el valor de los derechos correspondientes a la edificación levantada sin permiso y a efectuar la demolición de todas las obras realizadas en Las Tejas sector de Los Patos. La empresa interpuso un recurso de apelación ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso, organismo que en febrero de 2019 confirmó la sentencia del Juzgado de Policía Local. No satisfechos con ello, nuevamente la minera Vizcachitas Holding interpuso, esta vez, un Recurso de Queja ante la Corte Suprema, el que fue desestimado en marzo de 2019 por la Segunda Sala del máximo tribunal. Para julio de ese año el campamento estaba desmantelado, según fue verificado por funcionarios municipales.

En mayo de 2019 la DIA del proyecto de “Regularización”, presentada un año antes, fue aprobada por el SEA de Valparaíso. Al mes siguiente, en junio de 2019, la empresa ingresó en el SEIA el proyecto “Sondajes Mineros de Prefactibilidad Las Tejas”. Según lo informado por la propia empresa en su Declaración de Impacto Ambiental, se pretenden ejecutar 350 perforaciones de tipo diamantina y aire reverso, con un largo promedio de 750 metros. Los sondajes se realizarían en 124 plataformas (73 nuevas y 51 preexistentes). Estas actividades de prospección demorarían hasta 4 años e implicarían la construcción de plataformas de sondaje, acondicionamiento de huellas de acceso preexistentes, construcción de piscinas de decantación de lodos de perforación, construcción de infraestructura sanitaria y de campamentos para al menos 100 personas. Todo con una inversión estimada de US$25 millones de dólares.

Panama Papers

Por si fuera poco, Los Andes Corp Ltd. está vinculada al menos con cinco sociedades off shore, empresas que si bien operan en un país, tributan en otro, lo que les permite ocultar sus patrimonios en lo llamados paraísos fiscales o naciones que les entregan ciertas regalías como anonimato y beneficios tributarios. Panama Papers o Papeles de Panamá es la mayor filtración de documentos (11 millones) del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca. Los registros filtrados  generaron el trabajo global del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y salió a la luz pública en 2015.

En el caso de Los Andes Cooper, sus sociedades off shore están domiciliadas en las Bahamas. Una de ellas es la Compañía de Turnbrook Mining Ltd. que según la sección noticias de su propia web adquirió en enero de 2014 “los derechos de agua no consuntivos sobre una sección del río Rocín (…) junto con la ingeniería y otros estudios e informes para el desarrollo de una generación de proyecto hidroeléctrico de pasada”.

Uno de los directores chilenos de la minera canadiense, Gonzalo Delaveau Swett, fue directamente vinculado con estas 5 sociedades off shore: Turnbrook Corporation  (mayo de 2006), DK Corporation (mayo de 2011), Heatlhey International Inc. (agosto de 2011), Turnbrook Mining Ltd. (diciembre de 2011) y Vizcachitas Ltd (incorporada a los registros en dic de 2013). Paradojalmente, el ejecutivo también formaba parte del directorio de la organización Transparencia Internacional, cuya misión es combatir la corrupción y las malas prácticas, cargo del que fue destituido una vez se hizo pública la investigación periodística a cargo del Centro de Investigación Periodística de Chile, Ciper.


Gonzalo Delaveau Swett

Movilización Social. Haciendo carne la resistencia.

La gran minera nunca ha sido bienvenida en Putaendo, así lo ha demostrado su población que a través de una persistente organización de sus bases ha manifestado incansablemente su rechazo colectivo a la instalación de esta voraz actividad extractivista. Cortes de ruta, marchas, caravanas vehiculares, funas, cartas, firmas, foros, asambleas, talleres, actividades culturales. Un sin fin de acciones para generar conocimiento, conciencia y alzar la voz desde este bello lugar alojado a los pies de la imponente Cordillera de Los Andes.


Murales por la vida. Agosto de 2019. Fuente: Putaendo Resiste.

En contexto del último proyecto de la Minera Vizcachitas Holding, para realizar los 350 sondajes mineros, y como la legislación no incluye un proceso de participación ciudadana en la evaluación de proyectos presentados al sistema a través de Declaración de Impacto Ambiental, este tuvo que ser solicitado por los habitantes de Putaendo. En julio de 2019, la Coordinadora Putaendo Resiste, con el apoyo del municipio local y el respaldo de más de 20 organizaciones sociales, culturales, de crianceros, campesinos, comités de agua potable rural y juntas de vecinos,  solicitó formalmente a través de la entrega de más de 2000 cartas la apertura de un periodo de participación ciudadana, acción que se llevó a cabo a través de una manifestación por las calles de Valparaíso en dirección al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA)  regional.

Putaendo resiste en Valparaiso. Extraída de Putaendolibre.com
Putaendo resiste en Valparaiso. Extraída de Putaendolibre.com

Sin embargo, los esfuerzos fueron en vano.  En marzo de 2020 el SEA de Valparaíso declaró inadmisible la petición y el pueblo de Putaendo se quedó sin poder entregar sus observaciones sobre el proyecto. Putaendo Resiste presentó el correspondiente recurso de reposición para que el Servicio volviese a revisar la solicitud, pero este volvió a ser rechazado por el organismo a mediados de abril.

Sólo días más tarde, el SEA notificó que la votación se realizaría vía videoconferencia, terminando por ser aprobada la realización de 350 nuevos sondajes mineros. 350 nuevas perforaciones en la cuenca del río Rocín, principal afluente del Río Putaendo, cause  que fue declarado como agotado por la DGA en 2004.

Frente a esta última aprobación, el pueblo de Putaendo volvió a salir a las calles, acciones de manifestación que el pasado 26 de abril fueron reprimidas de forma inédita con la presencia de efectivos policiales y militares quienes entorpecieron el tránsito de la caravana de automóviles que fueron controlados por los agentes del Estado.


Militares en Putaendo. Abril 2020. Fuente: Putaendo Resiste.

Días antes el municipio local , con el apoyo de otras alcaldías del Valle de Aconcagua,  mostraba su malestar y rechazo rotundo a la aprobación del proyecto que abre las puertas al desarrollo de la gran minería en el llamado último bastión libre de extractivismo, de la zona central de Chile.

Glaciares bajo amenaza

La Cordillera de Putaendo es conocida por su diverso y rico patrimonio natural. Posee importantes extensiones de glaciar de roca, grandes masas de hielo cubiertas de escombros rocosos que en definitiva, reportan a la localidad una vital reserva de agua, además de permitir la escorrentía en meses más cálidos y de menos precipitaciones. Estos glaciares están ubicados, precisamente, en una zona del país donde la sequía ha generado graves daños en la agricultura campesina, en el acceso al consumo humano y en la crianza de animales (a noviembre de 2019 habían muerto más de 5000 cabezas de ganado, sólo en Putaendo).

A principios de 2016, el municipio local encargó un estudio para identificar la presencia de glaciares de roca. Tras la expedición científica se constató la existencia de más de 100 glaciares de roca activos en la cuenca del río Rocín, mismo sector donde está emplazado el proyecto minero de Vizcachitas Holding.

Posteriormente, en 2018, otra investigación que visitó la alta cordillera de Putaendo pudo verificar la presencia de cinco glaciares de roca activos con una superficie total de 112 hectáreas, ubicados en la cuenca superior del estero Chilón, que en conjunto aportan un caudal superior a los 100 litros por segundo. Curso de agua donde otra empresa transnacional y también canadiense llamada Teck, anunció el inicio de su proyecto de prospecciones mineras denominado “Fénix”, en 2017.


Expedición a la cuenca del Estero Chilón, marzo de 2018. Fuente: Municipio de Putaendo.



Expedición a la cuenca del Estero Chilón. Marzo de 2018. Fuente Municipalidad de Putaendo.

La pre y alta Cordillera de Putaendo es una zona de conservación ecológica,  definida así por el Plan Regional de Desarrollo Urbano y Territorial de la Región de Valparaíso. Según informes del SAG, Conaf, el Plan de Desarrollo Comunal y otros estudios, posee diversidad de flora con especies como algarrobo, espino, colliguay, talhuén, espinillo, frangel u olivillo de cordillera, chuquiraga, llaretilla, michay de cordillera, llareta, coirón amargo y cactáceas entre otras. Con respecto a su fauna, el coruro, la lagartija de los montes y la lagartija negroverdosa, son algunas especies que habitan el lugar. Además de estas existe gran cantidad de aves, como el águila, cachudito, caiquén, cóndor, jote de cabeza negra, pato corta corrientes, piuquén, picaflor, perdiz chilena y tucúquere, entre muchas otras.

Por otra parte, el valle de Putaendo ha sido escenario de diversos hitos en la historia del territorio. La zona cuenta con importantes hallazgos arqueológicos (cerámicas de características diaguitas, arte rupestre, entre otros) que dan cuenta de la existencia de asentamientos habitacionales durante los periodos Alfarero, Temprano e Incaico.  Fue parte del llamado camino del Inca, que condujo a la civilización incásica a sumar al Valle del Aconcagua a los dominios del imperio del Tawantinsuyu.  Además, la localidad celebra ser el primer pueblo libre de Chile, luego de que en 1817 llegara a territorio nacional el ejército patriota proveniente de Argentina .

Uno de los vestigios mejor conservados de parte de la historia de Putaendo son los Corrales de Chalaco, declarados como Monumento Nacional Histórico en marzo 2018. Estas construcciones representativas de las costumbres ganaderas y tradiciones criollas del siglo XVIII,   se ubican entre la confluencia del Estero Chalaco con el Río Rocín y el Resguardo de Los Patos.

Patrimonio natural e histórico al que sin escrúpulos se le ha puesto en riesgo desde el propio Estado que debiese protegerle y conservarle. Con casos como el de Putaendo, podemos ver cómo prima el “desarrollo económico” de las empresas inversoras, a pesar, incluso, de sus malas prácticas, por sobre el resguardo de los bienes comunes, naturales y culturales; ecológicos y colectivos, fuera de toda lógica, frente al contexto actual de cambio climático, de escasez hídrica y de disminución de la biodiversidad.

Resumen de la presencia de la Compañía Minera Vizcachitas Holding en Putaendo.
Resumen de la presencia de la Compañía Minera Vizcachitas Holding en Putaendo.


Natalie Gilbert
Proyecto Aurora


https://www.proyectoaurora.cl/index.php/2020/05/05/el-grave-prontuario-de-la-minera-los-andes-copper-que-amenaza-a-putaendo/

427

    





Minería a gran escala / Agua / Comunidades / Vizcachitas /

Proyecto Vizcachitas:

Opositores al proyecto minero Vizcachitas denuncian extraña representación legal no solicitada por las comunidades (09/07/2020)

Canadienses Expresan Desacuerdo con Acciones de Minera Canadiense Los Andes Copper en Chile (16/06/2020)

Proyecto Vizcachitas, el ecocidio minero que fraguan en las sombras Piñera y Los Andes Cooper (08/06/2020)

Webinar: Putaendo - Primer territorio libre de minería en Chile bajo amenaza por inversiones canadienses (26/05/2020)

Marc Turrel en Putaendo: "Una minera no puede sacrificar la historia nacional instalando sus faenas" (15/05/2020)

Putaendo contra la gran minería: un caso demostrativo del funcionamiento del SEIA en tiempos de pandemia (07/05/2020)

Putaendo resiste ante aprobación de Vizcachitas: «Estamos sorprendidos por tanto despliegue militar en nuestra comuna» (28/04/2020)

Pese al envío de militares y carabineros a Putaendo: crece la oposición al proyecto minero Vizcachitas (28/04/2020)

Putaendo resiste ante la invasión minera en el valle de Aconcagua (28/04/2020)

Chile - Minería a gran escala

Nos roban el sueldo de Chile (11/07/2020)

Opositores al proyecto minero Vizcachitas denuncian extraña representación legal no solicitada por las comunidades (09/07/2020)

Comunidades exigen detener sondajes ilegales y no autorizados de proyecto minero Nueva Unión en el Valle del Huasco (08/07/2020)

Superintendencia del Medio Ambiente formuló cargos en contra de la empresa Minera Valle Central (07/07/2020)

Reporte Especial: Grandes mineras son principal foco de propagación de epidemia en Chile, pero se niegan a paralizar y el Gobierno las respalda (06/07/2020)

Por error Anglo American revela que su proyecto de expansión de US $ 3 mil millones afectará aún más a los glaciares colindantes (02/07/2020)

Caimanes: Veinte años de Resistencia ante un Impuesto Sacrificio (29/06/2020)

Zona de sacrificio: el impacto de Anglo American en la comunidad El Melón (27/06/2020)

Movimiento Socioambiental Valle del Huasco exige paralizar la minería ante el coronavirus (26/06/2020)

La Región de Antofagasta está siendo devastada por la pandemia pero las mineras siguen operando… con el aval del Gobierno (19/06/2020)

Comunidades

Campesinos, indígenas y pequeños agricultores producen la mayor cantidad de alimentos que consume la población. Internacional (25/06/2020)


Ver más:
Minería a gran escala / Agua / Comunidades / Vizcachitas /