BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

29 de Agosto de 2012

Alianza por la Defensa del Mar marchó junto a estudiantes rechazando la Ley Longueira que privatiza las pesquerías


Frente a la tramitación que se realiza en el Senado, el presidente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero Artesanal y miembro de la Alianza por la Defensa del Mar, Nelson Estrada, dijo a Radio Cooperativa que "con los 700 millones de dólares que el Gobierno del Presidente Piñera está regalando a siete familias de la industria pesquera, se solucionaría en gran parte el problema de la educación en Chile, en forma más eficaz que con la reforma tributaria".

La Alianza por la Defensa del Mar se plegó este martes a la masiva marcha ciudadana por los derechos a educación pública, gratuita y de calidad realizada en Santiago y en todas las ciudades chilenas y afirmó que la renta que genera el sector pesquero, que es patrimonio de toda la ciudadanía actual y futura, puede aprovecharse para entregar salud, vivienda y educación gratuita.

Mientras en Santiago marcharon las organizaciones sociales, estudiantes del área de recursos naturales, representantes indígenas y sindicatos de trabajadores de la Alianza por la defensa del Mar, en Valparaíso los pescadores afirmaron que con el dinero que se "regala" a la industria se soluciona conflicto educacional y rechazaron la imposición de la privatización de los peces que el Ministro de Economía, Pablo Longueira, intenta entregar de manera gratuita y perpetua a siete familia de industriales pesqueros.

Frente a la tramitación que se realiza en el Senado, el presidente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero Artesanal y miembro de la Alianza por la Defensa del Mar, Nelson Estrada, dijo a Radio Cooperativa que "con los 700 millones de dólares que el Gobierno del Presidente Piñera está regalando a siete familias de la industria pesquera, se solucionaría en gran parte el problema de la educación en Chile, en forma más eficaz que con la reforma tributaria".

En tanto en La Araucainía, dirigentes del Sindicato de Pescadores y Buzos Artesanales de Queule, asistieron a la marcha que congregó a profesores, estudiantes secundarios y universitarios en Temuco. Durante la manifestación expresaron su apoyo a las demandas estudiantiles y reiteraron rechazo a la ley de pesca que se discute en el senado.

Patricio Olivares, Presidente de estos pescadores de Queule, sostuvo que “solidarizan con los estudiantes, ya que si él Estado administrara las cuotas de pesca en Chile, se podrían generar dineros para cubrir temas en educación”.

Por su parte Sergio Millaman, del Grupo de Trabajo por los Derechos Colectivos afirmo en Santiago que “la lucha de los pueblos originarios está unida a las demandas de los estudiantes y de la sociedad organizada chilena pues con la Ley Longueira a todos los pueblos nos despojan de nuestro patrimonio pesquero. A los Mapuche, Rapanui, Kawesqar y chilenos nos están robando los peces y el mar y además el Senado en la tramitación de la Ley de Pesca, no está respetando la obligación legal de realizar la consulta a la cual está mandatado por el Convenio 169 de la OIT”.

En tanto Juan Carlos Cardenas, director del Centro Ecoceanos, señalo que " Chile necesita una profunda transformación de su institucionalidad política, educacional y aquella vinculada a los recursos naturales, los que generan más del 80% de los ingresos de la Nación. Por ello urge construir una nueva gobernabilidad para nuestro país, nuestro mar y sus recursos, sobre la base de una amplia alianza y participación de los ciudadanos organizados, estudiantes, pescadores artesanales, pueblos originarios, pequeños y medianos empresarios, científicos, académicos y consumidores”.

En lo inmediato es necesario “impedir el intento de destrucción de la educación y salud pública, la expropiación del patrimonio de recursos naturales del país, a la vez que promueva una real reforma tributaria y la construcción de una nueva Constitución democrática", afirmó el director de Ecoceanos.

UNIDAD, CONVOCATORIA Y MASIVIDAD DE LOS ESTUDIANTES

Según los estudiantes la marcha en Santiago reunió a unas 150 mil personas y se transformó en una de las más concurridas desde que se inició el movimiento estudiantil. En tanto a nivel país unos 240 mil ciudadanos se plegaron al rechazo al lucro en la educación.

Luego de la movilización, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile afirmó que “el gobierno dijo toda la semana que éramos una minoría, y dimos una clara señal del poder de masividad que tiene el movimiento por la educación. En segundo lugar, el gobierno dijo que estábamos divididos, y hoy hemos dado una clara señal de unidad: secundarios, universitarios, profesores, trabajadores de la educación, todos juntos avanzando por un mismo objetivo”.

EL MAR PUEDE DAR EDUCACION GRATIS

La marcha estudiantil ocurre en momentos en que el Senado discute las modificaciones a la Ley de Pesca en las cuales el Ministro de Economía intenta entregar el patrimonio pesquero nacional a siete familias de industriales pesqueros a los cuales les regalará en forma gratuita y a perpetuidad las cuotas pesqueras, las cuales se transformaran en transables, heredables y propiedad privada.

Con lienzos donde se señalaba " Los Peces son de todos los chilenos. El Mar nos puede dar salud, vivienda y educación gratis. No a la privatización de las pesquerías. No a la Ley Longueira", las organizaciones de la Alianza recorrieron las calles de Santiago junto a los miembros de la Secretaría de Medio Ambiente de la FECH y estudiantes de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales de la Universidad de Chile.

La Alianza Ciudadana entrego una declaración pública donde señalaba su activo apoyo al movimiento estudiantil y sus "justas demandas de cambio del sistema educacional y el fin del lucro”.

La Alianza reafirmó su política de unirse a los estudiantes y declaró que "poseen la convicción que sólo la unidad y movilización informada y combativa de los más amplios sectores sociales, permitirá detener las actuales iniciativas parlamentarias que favorecen la privatización, concentración económica, exclusión política, social, productiva y cultural, así como la violación de los derechos ciudadanos, laborales, de género, de los pueblos originarios y generaciones futuras".

A su vez indican que "han sido las movilizaciones de los estudiantes, pescadores artesanales, pobladores y pueblos originarios, las que han permitido que la política,- entendida como expresión de la reflexión crítica y autónoma de la ciudadanía organizada-, haya recuperado su papel en la sociedad chilena, permitiendo que hoy se esté discutiendo sobre la construcción de una sociedad democrática, justa, equitativa y sostenible, la necesidad de una nueva Constitución participativa, la defensa de los derechos y bienes comunes de la Nación, la necesidad de una real reforma tributaria, y en que tipo de sociedad queremos vivir" .

Las organizaciones denuncian que el Estado chileno, los diversos gobiernos de turno y parlamento , han hecho oídos sordos a las justas demandas estudiantiles y de las comunidades costeras, pescadores artesanales, pueblos costeros originarios, académicos, estudiantes y ciudadanos, al intento de imponer de manera autoritaria y populista en el parlamento, un proyecto de nueva ley de pesca, conocido como Ley Longueira, la que pretende entregar de manera gratuita y a perpetuidad, los recursos pesqueros pertenecientes a toda la actual y generación de ciudadanos.

http://www.ecoceanos.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=11912

832