BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

26 de Agosto de 2015

Comunidades de Boyeco exigen justicia y reparación para el territorio


Luego de un amplio encuentro en Boyeco en horas de la mañana de este miércoles 26 de agosto, se estableció que se realizará una reunión entre representantes de comunidades Mapuche de Boyeco con el nuevo Intendente de la Araucanía a las 17 horas en el edificio Intendencia, en el marco del plan de cierre del vertedero y las medidas de mitigación y reparación que exigen comunidades ante los severos daños al territorio que ha ocasionado este recinto desde hace más de veintitrés años.

Más de sesenta personas en representación de casi una veintena de comunidades Mapuche del sector de Boyeco afectados por un mega basural se reunieron nuevamente en el día de hoy a partir de las 10 de la mañana con el propósito de obtener los avances ante sus demandas en el marco del plan de cierre del vertedero municipal, donde se depositan miles de toneladas de basura mensualmente de la comuna de Temuco, cuyo municipio recepciona también la basura de las comunas de Padre Las Casas, Lautaro y Chol Chol y de otros poblados anexos, en un vertedero que se impuso en el corazón de comunidades Mapuche hace más de veintitrés años a unos dieciséis kilómetros de Temuco, con severos impactos sociales, ambientales, culturales y al bienestar colectivo.

El basural afecta a cientos de familias mapuche, quienes luego de diversas denuncias y acciones por su erradicación han logrado que se establezca un plan de cierre para diciembre del año 2016 cuya responsabilidad compete al municipio, medidas que han presentado una serie de irregularidades razones por lo cual la SuperIntendencia del Medio Ambiente ha impartido varias sanciones a la Municipalidad de Temuco. De la misma forma, la situación se complejiza ya que aún no hay claridad desde los órganos públicos del Estado, en particular del gobierno regional para el establecimiento de un ordenamiento territorial sobre recintos y gestión de residuos para la Región.

Al encuentro llegaron representaciones de algunos servicios públicos del gobierno regional, no asistiendo ni el alcalde Miguel Becker ni funcionarios municipales, algunos de los cuales habían estado participando previamente en el proceso de constitución de una mesa de trabajo tendiente a establecer un proceso de fiscalización sobre el cierre y medidas de mitigación y reparación que se ha señalado como un “Plan de desarrollo integral”.

También asistieron al encuentro representaciones del equipo técnico de la Red por la defensa de los territorios y la Red de acción por los derechos ambientales.

La presidenta del Consejo territorial de salud de Boyeco, Angélica Catrileo, anunció que se habían puesto en contacto desde la seremía de gobierno con el fin de acordar un encuentro con el nuevo intendente de la Araucanía, Andrés Jouannet, quien reemplaza a Francisco Huenchumilla en una polémica salida forzada desde el Ministerio del Interior. La reunión se efectuará hoy miércoles 26 de agosto a las 17,00 horas en el edificio intendencia, donde acudirá una delegación de Boyeco, quienes insisten en la obtención de justicia y reparación para el territorio.

Mesa de trabajo

Cabe consignar que luego a varios encuentros internos en el territorio entre las representaciones Mapuche de Boyeco y luego de la aceptación a la propuesta de las comunidades por parte de representaciones del Municipio y el Gobierno Regional para la conformación de una mesa de trabajo a fines de junio de este año, acudió a Temuco una amplia delegación el día 30 de julio al edificio intendencia donde se hizo entrega oficial de un petitorio cuyas bases son la constitución de generar una instancia fiscalizadora del proceso de cierre del vertedero y de establecer una política de reparación ante los graves daños sociales, culturales, ambientales y económicos de que han sido objeto.

Para el encuentro se había señalado la necesidad de que asistiesen el ahora ex Intendente Francisco Huenchumilla y el Alcalde de Temuco Miguel Becker, para garantizar una respuesta oficial, fijándose un encuentro el 17 de agosto, sin embargo las autoridades no llegaron, truncándose los diálogos e insistiéndose en un nuevo encuentro como el realizado en el día de hoy, donde nuevamente las comunidades deben acudir a Temuco a la intendencia.

El documento de las comunidades dado a conocer públicamente, junto con las exigencias sobre el plan de cierre, también establece medidas de mitigación y reparación social, ambiental, cultural y de bienestar, denominado “Plan de Desarrollo Integral”, para un territorio devastado, siendo indispensable para las comunidades la definición de una zonificación especial, donde se implementen medidas para la obtención de justicia, las cuales, en gran parte, dependen de la voluntad política de las autoridades y funcionarios.

Al vertedero en Boyeco se depositan 15 mil toneladas de basura mensual, generando un grave riesgo ambiental y sanitario. Además de la contaminación, las familias denuncian discriminación, estigmatización, prejuicio a toda actividad productiva en la zona y emprobrecimiento, por lo que han emplazado al Municipio a cumplir con los planes de cierre de manera efectiva de conformidad a la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que lo establece en diciembre del 2016, con varias etapas. De la misma manera, exigen que los dineros que recibe el Municipio por recepción de la basura de otras comunas, como Lautaro, Padre Las Casas y Chol Chol, sean destinados, con efecto retroactivo, a planes de desarrollo integral de las comunidades.

También exigen las comunidades el cumplimiento sobre agua potable para la población, gestión que viene entrampada desde hace más de ocho años, así como la urgencia de los análisis completos de agua, de esteros y pozos, para determinar niveles de contaminación.

En la línea de las mitigaciones sociales, establecen subsidios de agua, mejoramiento de la atención de salud en el consultorio, con servicio de 24 horas, ambulancia, incorporación de medicina mapuche ancestral, transporte tercera edad, entre otros. En educación, exigen asignación de becas directas por parte Conadi, el mejoramiento de la calidad de educación en los establecimientos del territorio. En vivienda, programas especiales. En productividad, planes de fortalecimiento económico y programa especial de empleo para quienes dependen actualmente del recinto vertedero. En vialidad, mejoras de caminos, entre otros planteamientos.

El vertedero en Boyeco

En el año 1992 inició su funcionamiento el Vertedero Municipal Boyeco. En él, y hasta la fecha, se depositan los residuos sólidos de las comunas de Temuco y Padre las Casas, agregándose en este último tiempo comunas como Lautaro y Chol Chol entre otras, con volumen que se estiman en unas 15 mil toneladas de basura mensual. Dicha instalación está ubicada en el kilómetro 16 (camino a Chol-Chol) de la capital regional. Es un terreno de 18hc/48hc que recibe actualmente más de 15 mil toneladas de basura por mes, siendo el más grande de la IX región.

El vertedero se instaló y sigue funcionando a metros de una escuela pública y un consultorio, y también la afectación de dos esteros (Cuzaco Pelahuen y Tromen) de vital importancia para el sector. Además, en las cercanías del sector se encuentran lugares ancestrales para la cultura mapuche, a la cual pertenecen la gran mayoría de sus pobladores.

La existencia del basural afectó toda la vida social, cultural, económica y ambiental del territorio, quienes además, han debido soportar la existencia de una serie de micro basurales ilegales en el sector, en diversos caminos colindantes de las comunidades, sumándose situaciones de inseguridad por el descontrol de población flotante afuerina, jaurías de perros y los constantes malos olores en el sector.

Durante años, cientos de familias han tenido que vivir al lado de la basura, de la contaminación y destrucción de sus espacios de vida cuestión que no ha sido prioridad para autoridades ni instituciones. Justamente, como han denunciado las propias familias y consta en informes de organismos de Derechos Humanos como el Comité de la ONU para la eliminación de la discriminación racial (CEDR) y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), han tenido que cargar por todos estos años con una serie de cargas con afectaciones sico sociales, ambientales, de salud y medio ambiente, y con la responsabilidad de diversas administraciones públicas tanto local como nacional, existiendo una deficiente política de ordenamiento territorial en estas materias y en gestión de residuos.

Organizaciones socio ambientales y de derechos indígenas han señalado que es indispensable una política al respecto en la Región, con el involucramiento activo e integral de las instituciones públicas, con diversos servicios competentes y municipios, para urgentes medidas de tratamiento, reparaciones e iniciativas efectivas sobre disminución real de recintos y de residuos en la región, de manera sustentable a través de acciones e iniciativas sobre reciclajes y reutilización.

MapuExpress

http://mapuexpress.org/

940