BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

18 de Abril de 2016

Arquitecto urbanista Jonás Figueroa: “Intervenir el Mapocho en meses de lluvia es una estupidez”


El académico universitario Jonás Figueroa no se explica la suma de errores que terminaron con la comuna de Providencia inundada. Tampoco entiende que la autoridad y los responsables no hagan caso al sentido común en un país donde las vulnerabilidades ante la naturaleza son cosa cotidiana.

- El gran problema de las instituciones es su mala memoria, cree el profesor Jonás Figueroa. Olvidar que los ríos crecen como parte de su naturaleza y que su cauce está allí desde mucho antes de que llegara el ser humano, es una falla que limita con la idiotez, cree este arquitecto urbanista, académico de la Usach y la Universidad de Chile. "Es algo imposible de ignorar, una falla de programación", agrega, sobre la inédita inundación de las calles aledañas de Providencia que muchos insisten en catalogar de "desastre natural", cuando en realidad se trató de un grueso error humano que taponeó el caudaloso Mapocho en pleno invierno.

El profesor, que compartió con los lectores de La Nación un práctico decálogo para anticiparse a la lluvia, cree que cuando se trata de desastres antrópicos (creados por la mano del hombre como la que intervino el Mapocho en plena crecida) no hay decálogo que supere al sentido común.

"Es que más que poner atención al agua que cae sobre nuestras ciudades deberíamos fijarnos en la que cae fuera de la ciudad. El agua que precipita en la cordillera y la precordillera y que forma las "aguas bravas", es decir las que forman cauces desde allá arriba, desde la montaña con toda su fuerza y a velocidad de torrente. Esos son los registros pluviométricos que deberíamos considerar. La persona que lee el tiempo y las instituciones sólo consideran el agua que cae sobre la ciudad por metro cuadrado. De alguna manera, el impacto que deja huellas no es el de las inundaciones convencionales sino las que arrastran material, sedimentos, limo y que a la larga es lo que hace gran daño", dice recordando a las víctimas arrastradas por la crecida en el Cajón del Maipo que aún no aparecen.Entra en materia con la necesaria crítica de una situación que si bien no era evitable, al menos podía mitigar en gran parte su efecto con las medidas necesarias por que lo que pasó este fin de semana por las calles de Providencia.

"Lo que vimos en Costanera Andrés Bello es lo que históricamente pasaba en la Alameda antes de la llegada del hombre: la Alameda fue dibujada por el Mapocho con un caudal por sobre los 100 litros por metro cuadrado por segundo que bajaban por la cañada. Acá se ha olvidado la rica tradición campesina. La gente de la ciudad ha ignorado el saber de siglos que dice que el momento de intervenir un cauce o un canal o una acequia jamás es en la época de lluvia", lamenta. De este modo, recuerda momentos del sur y el norte de Chile en el que la limpieza de canales de regadío es una fiesta que tiene lugar una vez acabado el invierno. Así se evita que se tapen estos cauces.

"Son los campesinos quienes viven el clima real y quienes nos han dicho a través de la historia cuál es el momento adecuado para hacer trabajos en un río que por lo general es entre agosto y marzo o los meses secos", agrega Figueroa frente a la evidencia de las maquinarias y el material rocoso alojado en el cauce del Mapocho en plenas lluvias. "Intervenir el río Mapocho en el mes de lluvia es una falta de programación imposible, una estupidez", dice enérgico.

En su crítica, menciona además la reciente caracterización del lecho de Mapocho como ciclovía, como proyecto navegable, como ruta para runners y hasta como carretera hasta que pierde la paciencia.
¡"¡Es el lecho de un río!, ¿no puede ser todas esas tonterías! Por eso el río nos hace la desconocida... lo tenemos lleno de basura, de escombros. El río Mapocho y todos los ríos que nacen en la cordillera llevan las aguas de la montaña hacia el mar desde hace miles de años. Son cursos que construyeron el territorio en el que deberíamos amoldarnos y no al revés. Apenas llegó el hombre lo hizo todo mal", dice exasperado.

La forma en que entendemos la función de los ríos es algo que no pasa sólo en Santiago. Jonás Figueroa menciona el caso de ríos como el Elqui, "donde una parte de su tramo es un verdadero vertedero, cuando debería ser un corredor biológico. Nadie hace eco de ello. En Copiapó, hicieron un parque en el lecho del río. ¡Un parque!. Hay que dejar de invadir los flujos hidráulicos. No tenemos dominios sobre esta parte de la naturaleza y este tipo de tragedias se explican solamente por el desconocimiento asociado. Bastó que no lloviera en 40 años en Copiapó para que los responsables olvidaran el lugar por donde pasa el río cuando aumenta su cauce", reitera.

Si en Costanera Norte se iba a trabajar en el río y prever una situación de lluvia, lo lógico era esperar el máximo aguacero y planear desde ahi, cree. "Cuando se ponen en juego vidas humanas hay que esperar el peor escenario posible. Hubo muertes en el tramo del río a la altura del Cajón del Maipo, en la precordillera, precisamente porque la gente se instala donde no debe ponerse: en pleno lecho de una quebrada. Nunca debió haber un asentamiento o vivienda en el estero Las Cucas. No existen los desastres naturales, los desastres los provoca el hombre".

-Usted habla de una falta de "paños de absorción" en la ciudad o de suelo libre y áreas verdes para filtrar las aguas lluvia en la ciudad. ¿Cómo se logra esto en una urbe ya saturada?-Necesitamos crear nuevas normas al respecto. Volver al uso de terrenos libres en zonas de alta densidad urbana que juegan un importante papel de filtrador de agua a las profundidades. Por otro lado también hay que ingeniar parques inundables. Yo he sido gestor de ese tema que pretendía llevar el agua desde las cinco quebradas más grandes a lugares donde aprovechar un recurso escaso.

"Pero, ¿qué ha sucedido? En la quebrada de Apoquindo pusieron un estadio, en la de San Ramón, una central atómica. Y las de Macul, Peñalolén y Las Cañas las han dedicado a uso urbano. ¿Dónde se fue toda el agua que ha caído en la ciudad y sus alrededores? Se ha ido toda, se perdió. Podría dejarse en alguna reserva. Antiguamente en comunas como Pudahuel o La Granja había tranques y estanques que almacenaban el agua para distribuírla en actividades agricolas. Pero el crecimiento urbano han segado estas reservas. Es necesario un plan nacional urbano en el que el agua debe tener un lugar central".

"Lo siguiente es dejar de intervenir estos cauces. A la altura de Plaza Italia el lecho tuvo cerca de 300 metros de ancho y en Cal y Canto unos 200 metros, pero se ha preferido trabajar a lo largo del Mapocho con una caja de no más de 50 metros. La codicia inmobiliaria ha ocupado zonas que nunca debió haber ocupado. Eso ha sido un gran error. El de intervenir un torrente andino que no es algo desconocido para nosotros. Cuando la isoterma es baja, no hay problema porque cae agua sólida en las montañas y queda ahí retenida en forma de nieve o hielo que después fluirá de manera lenta con los deshielos. Pero con la isoterma alta, el agua cae en forma líquida y eso se proyecta a través de la ciudad con un cauce que revienta y convierte a la cordillera en un embalse gigantesco que vuelca sus aguas sobre su ruta natural al mar".

-Quizás lo que haga falta sea una respuesta institucional que piense antes de los desastres y no después.
-La situación es fatal. Desde ayer todos se están culpando entre sí. Las autoridades culpan a los constructores, los constructores a los contratistas y los contratistas al río. Creo que en el fondo toda la sociedad es responsable, pero algunos son más responsables que otros. Si lo piensas, el ministerio debe fiscalizar todos los acuerdos, contratos y realizar la fiscalización permanente con una contraparte técnica con profesionales en la obra. "Me pregunto, ¿dónde estaban esos profesionales en la obra del Mapocho? La responsabilidad del ministerio es evidente. La constructora debe saber cómo hacer las cosas, en tanto que la concesionaria tiene la responsabilidad en la programación de las obras y el calendario para saber cuándo y hacer su trabajo. Aquí todos lo hicieron pésimo".

Por Carlos Salazar
La Nación, Santiago

http://www.lanacion.cl/noticias/pais/santiago/arquitecto-urbanista-se-desborda-intervenir-el-mapocho-en-meses-de/2016-04-18/181714.html

1157

    





Política ambiental / Desastre ambiental /

Chile - Política ambiental

Conversaciones Eco-Constituyentes: Diálogo con vicepresidenta constituyente Elisa Giustinianovich (03/08/2021)

Reafirma MAT demandas constituyentes históricas: Agua bien común y derecho humano, más Derechos de la Naturaleza (28/07/2021)

Declaración del Noveno Encuentro Plurinacional por el Agua y los Territorios (27/07/2021)

Podcast | Conversaciones Eco-Constituyentes: Diálogo con constituyente Camila Zárate (Distrito 7) (25/07/2021)

La Reforma al Código de Aguas consolida la propiedad privada del agua y no avanza en su desprivatización y gestión territorial (21/07/2021)

MAT exige paralizar el Proyecto de ley que pretende profundizar las dinámicas de privatización del agua (21/07/2021)

Constituyente Constanza San Juan participará este miércoles en Conversaciones Eco-Constituyentes (13/07/2021)

Auditoría de Contraloría confirma deficiente gestión de SAG en aprobación de plaguicidas (09/07/2021)

Video: Elisa Loncon, presidenta de la Convención: «Este sueño se hace realidad, es posible refundar Chile» (04/07/2021)

Podcast | Conversaciones Eco-Constituyentes: Diálogo con constituyente Alvin Saldaña (Distrito 15) (04/07/2021)

Desastre ambiental

Amazonía en cifras: Recursos naturales, cambio climático y desigualdades. Perú (28/06/2021)

Los grandes bancos invirtieron más de 3 billones de dólares en combustibles fósiles desde el acuerdo climático de París. Internacional (27/03/2021)

Foto desde Estación Espacial Internacional muestra deforestación de la Amazonía peruana por la minería de oro. Perú (12/02/2021)

Centenar de desaparecidos en India tras ruptura de glaciar. India (07/02/2021)

El Movimiento de Afectadas por Represas recurrirá el acuerdo sobre Brumadinho entre Vale y el gobierno de Minas Gerais. Brasil (06/02/2021)

La minera Vale deberá pagar 7.000 millones de dólares por la tragedia que dejó 270 muertos en Brasil. Brasil (04/02/2021)


Ver más:
Política ambiental / Desastre ambiental /