BUSCAR en www.olca.cl


- Panamá:

25 de Febrero de 2022

Panamá promulga Ley de Derechos de la Naturaleza, garantizando el “derecho a existir, persistir y regenerarse” del mundo natural



Panamá es el último país en reconocer los derechos legales de la naturaleza, brindando a los ambientalistas una nueva herramienta para combatir el daño ecológico. Luego de poco más de un año de debate en la Asamblea Nacional de Panamá, el presidente Laurentino Cortizo firmó este jueves una ley que define a la naturaleza como “una comunidad única, indivisible y autorregulada de seres vivos, elementos y ecosistemas interdependientes que sostiene, contiene y reproduce todos los seres.

Por Katie Surma - insideclimatenews.org
Imagen: Turistas bucean en un arrecife de coral en Portobelo, provincia de Colón, Panamá, en 2021. Los arrecifes se han visto dañados por el cambio climático y la contaminación. Crédito: Luis ACOSTA / AFP vía Getty Images.

La legislación incluye seis párrafos de derechos extendidos a la naturaleza, incluyendo el “derecho a existir, persistir y regenerar sus ciclos de vida”, el “derecho a conservar su biodiversidad” y el “derecho a ser restaurada después de haber sido afectada directa o indirectamente por cualquier acción humana”. actividad.”

Panamá se suma ahora a Bolivia, Nueva Zelanda, Bangladesh, Ecuador, Brasil, Colombia y México, entre otros países, que han emitido sentencias judiciales, promulgado leyes o reformado constituciones reconociendo derechos jurídicos de la naturaleza. La ley panameña entrará en vigor un año después de su publicación en el diario del país Gaceta Oficial.

Ver ley: Que reconoce los derechos de la Naturaleza y las obligaciones del Estado relacionadas con estos derechos. No. 29484-A. Gaceta Oficial Digital, jueves 24 de febrero de 2022

La legislación también impone nuevas obligaciones al gobierno panameño, incluido el requisito de que sus planes, políticas y programas respeten los derechos de la naturaleza. Encomienda al gobierno el desarrollo de procesos de fabricación y políticas energéticas que protejan los ecosistemas, y requiere que el gobierno promueva los derechos de la naturaleza como parte de su política exterior.

Juan Diego Vásquez Gutiérrez, el diputado más joven de Panamá, de 25 años, patrocinó la ley y dijo que la legislación facilitará la protección del medio ambiente porque otorga un estatus legal a las personas y organizaciones para hacer valer los derechos de la naturaleza.

“Para un país tan rico en biodiversidad como Panamá, el cuidado de la naturaleza es un paso en la dirección correcta”, dijo. “Abrirá oportunidades económicas, como en Costa Rica, para el turismo de naturaleza y para el desarrollo sostenible”.

La idea de que la naturaleza, al igual que los humanos, las corporaciones y los gobiernos, deben tener derechos legales surge de la cosmovisión de algunas culturas indígenas, así como del movimiento de “ecología profunda” de la década de 1970. La legislación panameña establece que el país reconoce la estrecha relación entre los derechos de la naturaleza y las creencias de sus pueblos indígenas y “promoverá la incorporación de sus conocimientos ancestrales en la interpretación y aplicación de los derechos y obligaciones contenidos en esta Ley”.

El punto de vista sostiene que todos los seres vivos, no solo los humanos, tienen un valor intrínseco y que los humanos están interconectados con el mundo natural. Esta creencia contrasta con la ética utilitaria, popular en los países industrializados, de que la naturaleza existe para servir a la humanidad y que los humanos tienen derecho a mercantilizar y, en ocasiones, destruir los ecosistemas.

Los defensores del movimiento por los derechos de la naturaleza atribuyen las crisis ecológicas, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, a la mentalidad y los instrumentos legales que tratan a la naturaleza como propiedad humana sujeta a explotación. Los críticos del movimiento argumentan que las Leyes de los Derechos de la Naturaleza detendrán toda actividad de desarrollo y dañarán las economías. En lugares como Ecuador, donde se han promulgado leyes sobre los derechos de la naturaleza, los fallos judiciales han cancelado algunos permisos de actividades extractivas y exigido la restauración de ecosistemas dañados por el desarrollo. Pero la actividad de desarrollo, en su mayor parte, ha continuado. En los tres debates legislativos de Panamá sobre el Proyecto de Ley de Derechos de la Naturaleza, no surgió una oposición real, según Vásquez.

Panamá, famosa por su canal que separa América Central y del Sur, es rica en biodiversidad, con vastas extensiones de selvas tropicales y manglares que albergan más de diez mil especies de plantas y animales como el jaguar y el oso de anteojos. Áreas como las regiones de Darién y Veraguas también albergan pueblos indígenas. Pero estas áreas han sido amenazadas por el desarrollo y la actividad extractiva.

De 2002 a 2020, el país, que tiene aproximadamente la mitad del tamaño de Pensilvania, perdió alrededor de 194,000 acres de selva tropical, uno de los tipos de bosques con mayor diversidad biológica, según Global Forest Watch. Es un área aproximadamente cuatro veces y media más grande que Washington, D.C.

“Panamá es uno de los 25 países más megadiversos del mundo y juega un papel fundamental en la preservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático”, dijo Constanza Prieto Figelist, directora legal para América Latina del Earth Law Center, quien ayudó a redactar la legislación. “La aprobación de esta ley es fundamental porque suma los esfuerzos de Colombia y Ecuador por reconocer los derechos de la naturaleza, creando un corredor de conservación en la región que abre las puertas a una gobernanza holística y conjunta de los bosques, ríos y océanos”.

La ley fue propuesta originalmente por una bióloga marina y exploradora de National Geographic, Callie Veelenturf, que había estudiado las tortugas marinas en el archipiélago de las Islas de las Perlas en Panamá. Preocupada por las amenazas a las especies en peligro de extinción, se acercó a Vásquez y a la primera dama de Panamá, Yazmín de Cortizo, con una propuesta de legislación nacional.

Veelenturf, quien es originaria de Massachusetts pero vive en Panamá, dijo que no tenía capacitación ni experiencia en leyes y políticas ambientales, y se basó en su experiencia trabajando en el campo, así como en las leyes de derechos de la naturaleza de otros países.
“No tenía expectativas, solo traté de traer imágenes convincentes de las amenazas que enfrenta la naturaleza sobre el terreno, argumentos políticos y estadísticas poderosas”, dijo Veelenturf, de 29 años y fundadora del proyecto Leatherback y Derechos para la Naturaleza. “Espero que cada vez más ciudadanos comunes que conocen las amenazas a la biodiversidad no se sientan intimidados por el sistema legal y se propongan nuevas leyes que protejan la naturaleza”.

Traducción: Adelmira Carreno, deporticos.co.cr

https://insideclimatenews.org/news/25022022/panama-rights-of-nature/

159

    





Derechos de la Naturaleza / Legislación ambiental /

Panamá

Informes del Ministerio de Ambiente revelan nuevamente graves incumplimientos de Minera Panamá (22/04/2022)

Estado panameño vulnera autonomía de comarca Ngäbe Buglé y derechos de originarios desalojados cerca de hidroelectrica Barro Blanco (17/07/2021)

Diálogo Internacional sobre la Minería Metálica a Cielo Abierto (02/07/2021)

Organizaciones socioambientales de Panamá presentan proyecto de Ley de Moratoria Minera (24/06/2021)

Continúa la lucha de las mujeres Emberá contra el extractivismo de madera (20/02/2020)

Admiten demanda contra GENISA por mortandad de peces en Río Tabasará (03/09/2018)

Piden al Gobierno que cese represión contra el pueblo indígena Ngäbe-Buglé (28/08/2018)

Nueva protesta indígena contra hidroeléctrica Barro Blanco en Panamá (25/06/2016)

Policía reprime a indígenas panameños por protesta contra hidroeléctrica (31/05/2016)

Derechos de la Naturaleza

Conversatorio: Naturaleza en la Constitución. Chile (16/06/2022)

Realizan taller sobre efectos y resistencias de mujeres frente al extractivismo minero en Colina. Chile (26/04/2022)

El agua, bien común inapropiable: un logro constitucional. Chile (22/04/2022)

Denuncian que el Gobierno colombiano avala la destrucción del arroyo Bruno en el sur de La Guajira para expandir la explotación de carbón. Colombia (07/04/2022)

El Río Monjas, que recorre la ciudad de Quito, reconocido como sujeto de derechos. Ecuador (28/03/2022)

¿Por qué es necesario incluir los derechos de la naturaleza y los bienes comunes naturales en la nueva Constitución?. Chile (25/03/2022)

Parque Nacional Yasuní: entre la explotación y la conservación. Ecuador (23/03/2022)

Convención Constitucional aprueba los derechos de la naturaleza. Chile (17/03/2022)

Los derechos de la naturaleza y el proceso constitucional en Chile. Chile (17/03/2022)

Jornada Plurinacional en el Día Mundial del Agua: Recuperar las aguas para los pueblos y la naturaleza. Chile (16/03/2022)


Ver más:
Derechos de la Naturaleza / Legislación ambiental /