BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

14 de Septiembre de 2022

Un testimonio desde Las Salinas



(The Peer Review) - Según reportó INTERFERENCIA ayer martes 13 de septiembre, “este lunes el Comité de Ministros del gobierno de Gabriel Boric se reunió para decidir el futuro del proyecto de saneamiento del terreno (…) Finalmente, el comité acogió parcialmente las reclamaciones, pero decidió acoger el proyecto de saneamiento que propuso Inmobiliaria Las Salinas para descontaminar el terreno (…) La decisión del Comité dejó decepcionados a los vecinos del terreno Las Salinas organizados en el movimiento Un Parque Para Las Salinas. Uno de sus voceros, Gonzalo Pavéz, anunció que buscarán anular esta decisión del gobierno y que este proceso de saneamiento se detenga”. (Ver artículo)

Por Ricardo Martinez (*)

The Peer Review tomó contacto con Pablo Roncagliolo (49), ingeniero, viñamarino, vecino del terreno de Las Salinas y uno de los reclamantes en el proceso de invalidación de la RCA que además representa a la Comunidad Edificio Anakena (edificio colindante al terreno), donde es miembro del Comité de Administración.
Este es su testimonio.

TPR: Usted ha señalado que en el caso de Las Salinas, “Fueron décadas de malas prácticas industriales y uso negligente del terreno”, ¿puede detallar más en qué consistieron dichas malas prácticas y quiénes son responsables de ellas?

Pablo Roncagliolo: “Claro, soy vecino desde hace 42 años de este terreno en Las Salinas. Crecí jugando en el sector, en el Mirador 14 Asientos, en la ladera, en la quebrada 19 norte, en la playa de la recta Las Salinas. Como he dicho en otras ocasiones, aun recuerdo ese permanente olor a petróleo que la brisa marina empujaba hacia los cerros de Santa Inés, los barcos frente a la playa y el fluir constante de camiones”.

“Las empresas petroleras y químicas estuvieron allí entre 1919 y 2003 y ¿qué quedó de eso? un gran pasivo ambiental, es decir una deuda que la empresa tiene con la ciudad, no por casualidad, sino por el uso negligente del terreno durante décadas”.

“Es cierto que la preocupación por los temas ambientales era muy baja en el siglo pasado, pero la contaminación con hidrocarburos, aceites, pesticidas, metales pesados, etc. no fue un accidente o un desastre natural, más bien fue el producto de una acumulación de malas prácticas industriales, de pequeños pero numerosos derrames, faltas de control y supervisión, faltas de aplicación de normas, etc.”.

“Hace un tiempo, Gonzalo Pavéz, vecino de Santa Inés, que ha sido el motor principal del movimiento por un parque para Las Salinas, me envió un audio de una grabación que le hicieron a un antiguo trabajador de las petroleras. Muchos de ellos vivían en Santa Inés, aunque la mayoría ha fallecido. En este audio el anciano nos contaba que antiguamente existían unas especies de pozos clandestinos en la arena, donde simplemente vertían en el suelo los restos de los estanques o de los derrames, y también contaba que en la ladera del cerro enterraban tambores con residuos y contaminantes peligrosos”.

“Es decir, la empresa no puede sentirse orgullosa con el daño que le causó a un territorio costero tan hermoso. Pues la contaminación llegaba a la playa. Todos los viñamarinos sabíamos que en esa playa no había que bañarse, pues los colectores de aguas servidas llegaban directo al mar. Por eso las personas ocupaban esa playa sólo para tomar sol o jugar fútbol. Para nosotros, cuando éramos niños, parecía normal llegar con los pies llenos de una arena negra que se pegaba a la piel. Bueno… ya sabemos que no era simple arena”.

“Todo esto ya había sido denunciado desde el 2004 en adelante, donde también hubo muchas reclamaciones y observaciones en el primer proceso de saneamiento. En ese entonces Patricia Arellano, posterior presidenta de la Corporación Pro Defensa del Patrimonio de Viña del Mar, junto a otros viñamarinos dieron un ejemplo notable de compromiso con el bien común al denunciar la contaminación en este terreno”.

“En fin, en términos simples, como se dice coloquialmente, “el que rompe paga”... en este caso debería ser “el que contamina paga”. ¿Y cómo se paga?, por ejemplo, restituyendo a la ciudad el terreno en buenas condiciones para un uso comunitario. Me parece un contrasentido pretender lucrar a partir del mismo terreno que fue contaminado”.

“Por lo demás, esas eran tierras fiscales, que se vendieron a mediados del siglo pasado a precios muy bajos para promover el desarrollo industrial, en una época en que Viña del Mar era justamente un gran polo industrial, todo lo contrario a la vocación turística que tiene hoy”.

“Aplicando un criterio general de justicia ambiental yo creo que lo más razonable es que la empresa pueda saldar esta deuda o pasivo ambiental con la ciudad, incorporando estos terrenos a la ciudad a través de un gran espacio público. Tal como indicó Arturo Natho, gerente de COPEC, esta idea nace del propio Anacleto Angelini, patriarca de la familia, fallecido en 2007, quien pensaba que “este terreno era una oportunidad para hacer algo valioso” para Viña del Mar. El problema es qué están entendiendo sus sucesores por hacer “algo valioso” para la ciudad”.

TPR: Se añade a ello que este es el borde costero de más relevancia en Viña del Mar, al mismo tiempo que un sector urbano importante, y que, en consecuencia, el impacto del saneamiento resulta considerable. Se plantea que existen dos tipos de procedimientos, EX SITU e IN SITU, con diferentes externalidades e impactos, ¿puede explicar cada uno de ellos?

Pablo Roncagliolo: “La empresa propone una técnica de saneamiento en el mismo sitio (on site) pero removiendo los contaminantes hacia la superficie (ex situ). El problema es que la empresa presenta este proceso como si fuese inocuo, prácticamente inofensivo, cuando en realidad se trata de una gran faena industrial, instalada en el corazón de la ciudad, que en 5 años removerá más de 1 millón de metros cúbicos de arenas, con el respectivo movimiento de camiones y maquinarias. Además, estas excavaciones de hasta 8 metros van a exponer las napas, y por lo tanto habrá emanaciones de olores o gases, asociados a los compuestos orgánicos volátiles (COVs). Luego, en la superficie, se generarán unas biopilas con los suelos impactados, que son montículos de 2 a 3 metros de altura, donde se inyectarán bacterias y nutrientes, que es finalmente el proceso de biorremediación. Sin embargo, igual se tendrán que trasladar fuera del terreno, más de 500 camiones cargados de residuos peligrosos (RESPEL). ¿Por qué? porque las bacterias pueden degradar parcialmente los hidrocarburos pero no pueden eliminar los metales pesados u otros químicos peligrosos. Es decir, no es inocuo un proceso que por 5 años impactará con externalidades negativas a la ciudad; movimiento de camiones y máquinas, ruidos molestos, polvo en suspensión, emanación de gases entre otros aspectos. En otras palabras, se ha aprobado una faena industrial de envergadura que se realizará en el corazón de la ciudad y en pleno borde costero”.

“Incluso el propio informe de la empresa reconoce que la eficacia de la biorremediación con bacterias es variable, pues depende del tipo de suelos, de la salinidad y de las bacterias que se utilicen. Esto es evidente, pues la microbiología no ha alcanzado las certezas de las ciencias exactas. Como el mismo proyecto lo dice, se tendrán que realizar mediciones constantes en las biopilas para evaluar la disminución de las concentraciones de contaminantes, pero aun así es probable que las bacterias no lo logren, quedando las denominadas “tierras de rechazo” de las biopilas, que también serán transportadas en camión, probablemente a la empresa Hidronor en Pudahuel”.

“¿Cuál es la otra opción?, bueno, un proceso mucho menos invasivo pero más lento, que puede tardar varias décadas. Se denomina atenuación natural monitorizada, que ayudada con pozos para inyectar nutrientes y peróxido de calcio por ejemplo, permite una bioestimulación, es decir el desarrollo de los microorganismos degradadores. Además, se puede complementar este proceso con el bombeo de las napas y extracción de los contaminantes en fase líquida. También pueden aplicarse barreras químicas o barreras físicas para sellar y confinar ciertas áreas más riesgosas”.

“Claro, algunos dirán que no podemos esperar décadas para sanear el terreno. Pero esta afirmación está condicionada al destino futuro del terreno. Pues si el destino es un gran parque urbano, se pueden habilitar perfectamente algunas zonas para uso superficial mientras este proceso se realiza. Pues no hay que olvidar que el terreno ya fue saneado en sus primeros metros y autorizado para uso de parques y jardines a través de una RCA de 2004 y sus modificaciones, cuyo proceso finalizó el 2014. ¿o acaso la empresa va a desconocer dicha RCA? No puede, pues los terrenos están habilitados para uso de parques y jardines. Lo que pasa es que no lo menciona mucho, pues no le conviene. Sus fines inmobiliarios la delatan, pues en el intertanto, el 2007, lograron la aprobación de un seccional del plan regulador, con un origen bastante oscuro, que autoriza la construcción de edificios en altura en dicho terreno. En fin, pero esa es otra larga historia”.

TPR: Quizá el aspecto más reciente que ha afectado esta fase de este drama urbano recurrente en el sector sea el proyecto inmobiliario que pretende construir en profundidad y que, como usted ha señalado, supone construir sobre una napa contaminada que “podría generar acumulaciones de compuestos volátiles”. ¿Cuál es el peligro inminente de dicha empresa?

Pablo Roncagliolo: “La clave está en que la única razón por la cual la empresa necesita remover los hidrocarburos que están confinados a 8 metros bajo tierra, es para construir los subterráneos de los futuros edificios y evitar posibles filtraciones de hidrocarburos a través de sus losas o la acumulación de los gases en los subterráneos producto de compuestos volátiles que como ya sabemos, traspasan incluso el hormigón. Eso sería muy peligroso. Pero si no se construyen esos subterráneos y sólo se hace uso superficial o semi superficial del terreno, entonces es mucho más seguro no remover los contaminantes confinados, que con el paso del tiempo se degradarán lentamente. Esto fue reconocido por los mismos expertos internacionales de la empresa Golder, asesora de la inmobiliaria en varias reuniones donde les preguntamos si era posible utilizar el terreno en la actualidad de forma superficial, la respuesta fue un sí. Prueba de ello, como ya mencioné, es que desde el 2014 cuando finalizó el primer proceso de saneamiento autorizado por la RCA del 2004, el terreno posee una calificación ambiental que autoriza justamente el uso sólo para parques y jardines”.

TPR: Es importante atender no solo a los aspectos más técnicos de esta situación, sino que también al entramado o tejido social que está tras ellos, a saber los movimientos ciudadanos de los que usted forma parte y que han levantado estas demandas. ¿Cómo se han organizado y a qué han arribado como comunidad orientada a la interacción armónica con su entorno?

Pablo Roncagliolo: “Yo creo que la verdadera participación ciudadana en estos procesos, no debe ser un mero ticket en una lista de requerimientos de un proceso de evaluación ambiental. Lo que durante décadas parecía natural hoy resulta escandaloso. Ahora los vecinos, las comunidades organizadas, nos hemos informado, pacientemente hemos estudiado cientos de documentos del proyecto, hemos tomado una posición y hemos alzado la voz para exigir una participación ciudadana efectiva y vinculante”.

Cuando se invita a otro a participar y opinar sobre un proyecto, se corre un riesgo evidente, el riesgo de que la respuesta no sea la esperada. Y eso es lo que ha ocurrido aquí. La mayoría de los vecinos no está de acuerdo con el proyecto. Tenemos encuestas y miles de firmas que respaldan esta postura”.

“Sólo a modo de ejemplo, el 2020, en un hecho histórico en la tramitación ambiental de proyectos de este tipo, se recibieron más de 500 observaciones y en la sesión del Gobierno Regional que aprobó inicialmente la RCA hubo más de 40 intervenciones contrarias al proyecto, y sólo 1 a favor, la de la propia empresa. Luego hubo 23 recursos de reclamación y otros 4 recursos de invalidación. Eso habla mucho de lo sensible que es este tema para la ciudad”.

“Creemos que la participación tiene que ser vinculante y no dirigida. Por ejemplo, cuando en las diversas reuniones tratábamos de acotar primero el destino del terreno, se nos decía “no, no es el momento, ahora sólo hablaremos del proceso de saneamiento”, como si fuesen etapas independientes. Pero no es así. Como ya indiqué, el proceso de saneamiento seleccionado tiene total y absoluta relación con el destino final del terreno. Es decir, si el destino del terreno es la construcción de torres de edificios entonces es necesario remover la contaminación confinada bajo 6 a 8 metros, pero si el destino fuese, por ejemplo, un parque urbano, un espacio deportivo o un parque cultural, se podrían aplicar otros métodos mucho menos invasivos”.

“Por eso la empresa está preocupada y pretende implementar un diálogo participativo para definir los usos futuros del terreno. Sin embargo, yo creo que es muy difícil implementar procesos de participación ciudadana vinculantes, cuando son ejecutados desde las mismas inmobiliarias. Existe una incompatibilidad inherente a su esencia, las inmobiliarias tienen por naturaleza de su giro rentabilizar los terrenos, generar utilidades. Como me dijo un gerente de la empresa “Pablo, COPEC es una empresa que está en la bolsa de valores y su obligación es maximizar utilidades y no hacer parques urbanos”. Me parece una posición muy transparente, entonces, por lo mismo, lo que corresponde es que las reglas para el desarrollo armónico de la ciudad, que favorezcan la descongestión, nuevas formas de movilidad y la definición de los usos de suelos, sean acordadas por la comunidad en su conjunto y no las empresas inmobiliarias”.

Viña del Mar no resiste otro mega proyecto inmobiliario como el que han planteado, con cerca de 20 torres de edificios. La congestión vial terminará por colapsar la ciudad. Aunque no lo creas, Viña del Mar tiene una gran falta de áreas verdes, y aún podemos repensar el borde costero, accesible para todos, compatible con las normativas de tsunami, alejando las viviendas del borde, generando espacios para la cultura y el deporte, etc.”.

“Por eso ahora cobra vital importancia el nuevo Plan Regulador que la ciudad de Viña del Mar está impulsando. Ahí tenemos un nuevo espacio para que la ciudadanía pueda participar, ojalá de forma vinculante, y definir el futuro de este sector y del borde costero en general”.
_________________

ALGUNOS TEXTOS DE INTERFERENCIA SOBRE ESTOS TEMAS

- https://interferencia.cl/articulos/comite-de-ministros-aprueba-proyecto-de-saneamiento-de-las-salinas-y-vecinos-anuncian?_url=/articulos/comite-de-ministros-aprueba-proyecto-de-saneamiento-de-las-salinas-y-vecinos-anuncian

- https://interferencia.cl/articulos/como-la-discusion-constitucional-por-el-agua-impactara-en-el-debate-sobre-el-modelo-de?_url=/articulos/como-la-discusion-constitucional-por-el-agua-impactara-en-el-debate-sobre-el-modelo-de

- https://interferencia.cl/articulos/por-que-el-nuevo-codigo-de-aguas-no-toca-el-mercado-ni-tiene-registros-con-que-priorizar

- https://interferencia.cl/articulos/la-otras-constituciones-ecologicas-que-mira-la-convencion

- https://interferencia.cl/articulos/nathalie-joignant-en-el-proximo-gobierno-hay-proyectos-que-se-deben-detener-inmediatamente

(*) Doctor en Lingüística por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Magíster en Estudios Cognitivos y Licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas ambos por la Universidad de Chile. Miembro Fundador de Interferencia.

https://thepeerreview-iwca.org/

114

    





Industria del petróleo y del gas / Industria inmobiliaria y construcción / Contaminación del suelo /

Chile - Industria del petróleo y del gas

Comité de Ministros aprueba proyecto de saneamiento de Las Salinas y vecinos anuncian acudir a tribunales (13/09/2022)

Comité de Ministros aprueba limpieza de Las Salinas y aclara: No es permiso inmobiliario (12/09/2022)

Rally Atacama: Presentan recurso de protección para frenar la competencia (02/09/2022)

Manotazos de ahogado: Acusan negociaciones de GNL Talcahuano con sindicatos de pescadores para frenar anulación de Resolución de Calificación Ambiental (14/07/2022)

Los 40 sumarios sanitarios contra empresas de Quintero y Puchuncaví que cursó la Seremi de Salud entre 2018 y 2019 (04/07/2022)

Corfo financia a GNL Quintero con US $5,7 millones de SQM para producir hidrógeno verde en Ventanas (24/06/2022)

Más allá de Codelco Ventanas: las otras 10 empresas contaminantes de Quintero Puchuncaví (23/06/2022)

Ministros rechazan proyecto de terminal de gas y termoeléctrico Andes LNG tras acoger reclamaciones comunitarias (08/06/2022)

Revelan mecanismo para aumentar precio del gas natural: Habría hasta un 20% de sobreprecio (29/05/2022)

Industria del petróleo y del gas

Las multinacionales imponen su ley a América Latina. Internacional (07/09/2022)

E-gasolina - ¿Una alternativa sensata y sostenible al combustible convencional?. Alemania (15/06/2022)

Industria inmobiliaria y construcción

Entrevista al experto en salud laboral, Joaquín Ortega Herrera sobre la problemática del amianto en España. España (16/03/2022)


Ver más:
Industria del petróleo y del gas / Industria inmobiliaria y construcción / Contaminación del suelo /