BUSCAR en www.olca.cl


- Internacional:

15 de Febrero de 2024

La COP del clima se convierte en otra Davos



La conferencia anual de la Naciones Unidas sobre clima, se supone, es el espacio donde se puede encontrar una respuesta internacional al problema más urgente de nuestro tiempo, la crisis climática. Pero para gran parte de la asistencia, la Conferencia de las Partes (COP) realizada en Dubái en diciembre de 2023, pareció más un evento empresarial. Los movimientos sociales estuvieron, en gran medida, ausentes. Parte de esto se debió a los obstáculos que enfrentan las movilizaciones en un país anfitrión represivo (situación que ocurre por segundo año consecutivo, después de Egipto en el año 2022).

Por GRAIN

El boicot en solidaridad con Gaza también mantuvo a los activistas en sus países.[1] Las corporaciones, por el contrario, asistieron en masa. El personal dedicado al cabildeo de la industria de los combustibles fósiles y de la carne sumó un récord de 2.756 personas que repletaron las salas y pasillos. Uno de ellos, el presidente de la compañía nacional de petróleo de los EAU, presidió la conferencia.[2]

Desde fuera, la COP28 no parecía una reunión intergubernamental sobre clima, sino más bien una versión más del Foro Económico Mundial realizado anualmente en Davos, Suiza, donde se reúnen personas multimillonarias, representantes que presiden compañías, altos cargos políticos, junto a un grupo de “personas expertas” para desarrollar agendas comunes y darse apretones de manos para cerrar acuerdos. En esta COP, poco y nada ocurrió cuando se tenía que abordar el urgente trabajo de los gobiernos para encontrar caminos de solución a los graves conflictos políticos y sociales que se dan en plena crisis climática. En cambio, la COP28 fue usada por las corporaciones contaminantes como plataforma para exhibir sus “soluciones”, consolidar sus agendas con otras corporaciones y gobiernos y firmar lucrativos acuerdos comerciales de “carbono”.

El poder corporativo dentro de la COP ha ido creciendo en los últimos años y esto está fomentando un peligroso giro hacia las “soluciones” de origen privado para los problemas públicos, en los cuales las compañías obtienen las ganancias y el sector público paga los costos. Consideremos, por ejemplo, los fondos para pagos por pérdidas y daños, el cual, se supone, es para transferir dinero desde los principales países del norte global, responsables del cambio climático, hacia los países del sur global que han contribuido muy poco a la crisis, pero que están luchando para enfrentar las consecuencias. Quienes participaron en las negociaciones en la COP28 lograron finalmente que se estableciera el fondo, pero las sumas comprometidas están muy por debajo de los USD 250 mil millones que, se dice, son necesarios.[3]

Los Estados Unidos, el principal responsable de la crisis climática actual, comprometió al fondo el miserable monto de USD 70 millones. Los EAU, que estuvieron a cargo de la presidencia de la COP28, comprometieron solo USD 100 millones, pero, al mismo tiempo, anunciaban un compromiso de USD 30 mil millones para un nuevo fondo de capital, en alianza con BlackRock y otros administradores de activos, para realizar “inversiones climáticas” en el sur global.[4] Pero esto no es ayuda. Las personas de los países destinatarios de los fondos tendrán que devolver esos miles de millones, a través del pago de préstamos o de comisiones cobradas por la energía privatizada o la infraestructura de transporte con la cual quedarán.
Esta apropiación por parte de las corporaciones, también es evidente cuando se trata de la alimentación y la agricultura, lo cual recibió una atención especial en la COP28.

La COP ha sido capturada por las corporaciones de los alimentos y los agronegocios

Los EAU usaron su presidencia de la COP28 para hacer de la alimentación y la agricultura una parte importante de la agenda. Esto es algo que estaba pendiente hace largo tiempo. La manera en que producimos los alimentos y cómo los consumimos es el origen, cada año, de un tercio de las emisiones de gases de invernadero. Y, al mismo tiempo, el cambio climático afecta seriamente la capacidad de las comunidades agrícolas, pescadoras y de otras personas productoras de alimentos para alimentarnos y para asegurar su propio sustento. Pero muchos se preguntaban si los EAU estaban instrumentalizando la alimentación para desviar la atención sobre la urgencia de eliminar gradualmente los combustibles fósiles, los cuales son la columna vertebral de la riqueza y poder de los EAU.

Además, si bien la COP28 se inició con una gran declaración sobre alimentación y agricultura respaldada por más de 150 jefes de estado, esta declaración no tiene peso.[5] No forma parte del proceso actual de negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y el texto no compromete a los países signatarios a ningún objetivo medible o a ninguna acción concreta. Tampoco estos compromisos tuvieron impacto visible alguno en las negociaciones oficiales que tenían lugar simultáneamente.

La alimentación y el trabajo agrícola estuvieron evidentemente ausentes en la negociación del texto central de la COP28: el “balance mundial”, el cual evaluó el progreso desde el Acuerdo de París.[6] Fue solamente en el último minuto que se agregaron al texto unas pocas menciones sobre la agricultura y solamente en referencia a la “adaptación climática”. Nada se mencionó sobre “mitigación” o, en otras palabras, la reducción de emisiones que se originan en el sector alimenticio.

El plan de “acciones climáticas para la agricultura y la seguridad alimentaria” (o plan de implementación de Sharm-el Sheikh) acordado en la COP 27 tampoco logró progreso alguno. Este es un programa de cuatro años, dependiente del órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) que fue creado en la COP27. Se supone que generaría compromisos reales de acción en alimentación y agricultura, bajo la tutela de la CMNUCC, estableciendo consensos entre las partes. Se hace cargo de un proceso anterior iniciado en el año 2017 en Bonn y finalizado en la COP27, conocido como “programa de trabajo conjunto de Koronivia sobre la agricultura”.

El proceso Koronivia tuvo como resultado algunas recomendaciones útiles relacionadas con aspectos como seguridad alimentaria, la salud del suelo y los fertilizantes orgánicos, y las negociaciones en curso tienen el potencial de abrir puertas a otras medidas muy necesarias, como la aceptación de la agroecología como la base para la adaptación y mitigación climáticas. Los grupos de la sociedad civil, con el apoyo de la Unión Europea, han estado luchando permanentemente por esto. Sin embargo, los Estados Unidos y Canadá prefieren apoyar iniciativas dirigidas por corporaciones bajo el título de “agricultura climáticamente inteligente” o “agricultura de precisión”, y los gobiernos africanos han retrocedido en su apoyo a la agroecología debido al temor de que esto podría poner en peligro su acceso al financiamiento.


Foto: COP28 Business and Philanthropy Climate Forum and the Sustainable Markets Initiative

Ninguna de estas tensiones, políticas o reales, fue abordada en la COP28. La acción conjunta acordada en Sharm el-Sheikh no progresó debido a los desacuerdos sobre cómo asegurar el financiamiento y la implementación.[7] El principal punto conflictivo fue una propuesta de los países menos desarrollados y un grupo africano de personas encargadas de negociar que solicitaba un “grupo de coordinación” que se reuniría varias veces al año. Esta propuesta, promovida por el African Group of Negotiators Expert Support, un grupo de personas expertas financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, no logró convencer a otros países, lo que provocó que en la COP28 no se tomaran decisiones vinculantes sobre agricultura.[8]

Es difícil decir cuánto de la influencia de las corporaciones fue un factor en estos fracasos para abordar de manera significativa la alimentación y la agricultura en la COP28. El número de operadores de cabildeo a favor de los agronegocios fue el doble que en la COP anterior. También, un mayor porcentaje de ellos participó en las delegaciones nacionales, lo que les dio acceso directo a la información y a las salas de negociación.[9] El cabildeo global de las carnes, por ejemplo, estaba presente con personal de al menos 19 organizaciones miembro, los que coordinaron sus mensajes y estrategias y organizaron numerosos eventos paralelos.

Pero las corporaciones no van a la COP solamente para influir en las negociaciones. También asisten para aprovechar la atención de los medios internacionales y exhibir sus credenciales verdes. La COP les proporciona, al igual que a los gobiernos, un espacio donde pueden organizar eventos y anunciar nuevas iniciativas, generando una cobertura positiva en los medios sin enfrentar demasiado escrutinio. Por ejemplo, la presidencia de la COP28 afirmó que en la COP se habían transferido USD 7 mil cien millones en nuevos financiamientos para la alimentación y la agricultura.[10] Esto recibió una gran cobertura de parte de los medio, los que nunca abordaron temas como responsabilidad y transparencia.

Casi la mitad de estos fondos provenían de la iniciativa AIM for Climate de los EEUU y los EAU, la que incluye promesas de inversión pública y privada. Una de las inversiones del sector privado de AIM for Climate anunciado en la COP28, fue un proyecto de agronegocios de USD 500 millones en Nigeria. Solo días después que AIM for Climate promocionó el “innovador” proyecto,[11] la Comisión de la Bolsa y Valores de los Estados Unidos presentó cargos contra la empresa responsable del proyecto, Tingo Inc, por diseñar un “asombroso” fraude que involucra miles de millones de dólares.[12] El proyecto fue borrado del sitio de internet de AIM for Climate, pero aún no se ha corregido la afirmación de la presidencia de la COP28 sobre los USD 7 mil cien millones.

Los gigantes de la alimentación y la agricultura usaron la COP28 para publicitar un gran número de iniciativas (ver Tabla 1). En particular, el cabildeo de parte de la industria de los fertilizantes cooperó en la organización y participó en numerosos eventos como una “mesa redonda de negocios a alto nivel” en las oficinas del grupo Export Trading de Dubái, con representantes de Nutrien, OCI Global, Nestlé, PepsiCo, Unilever, Bunge, Olam y United Phosphorus, como también el director ejecutivo del banco de desarrollo de Canadá y el ex presidente de Embrapa de Brasil.[13] Incluso, la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) usó el importante estrado que es la COP, para entregar nuevas y cuestionables estadísticas sobre el papel de la ganadería en el cambio climático (ver Recuadro 1).

Tabla 1. Iniciativas iniciadas en la COP28 donde participan corporaciones de la alimentación y la agricultura
Iniciativa sobre clima y alimentación
Corporaciones participantes
Nota
Agenda de Acción COP28 sobre Paisajes Regenerativos

ADM, Bayer, Cargill, Danone, Indigo, Nestlé, Olam Food Ingredients, Syngenta, UPL, Olam Agri, Rabobank, Google, WBSCD*, FOLU**
Su objetivo es la transición de 160 millones de hectáreas hacia la “agricultura regenerativa,” para el año 2030[14]
Dairy Methane Action Alliance (Alianza por la Acción sobre el Metano en la Producción de Lácteos)
Bel Group, Danone, General Mills, Kraft Heinz, Lactalis, Nestlé
Los miembros hacen compromisos voluntarios de reducir sus propias emisiones de metano
First Movers Coalition (Coalición de los Primeros en Movimiento)
Bayer, Cargill, Danone, Louis Dreyfus, Majid Al Futtaim, Nestlé, NR Instant Produce PCL, Olam Agri, PepsiCo, Sekem Group, UPL, Tyson Foods, JBS, Yara
Las compañías apuntan a “descarbonizar” la cadena industrial alimentaria a través de su propio poder adquisitivo
Enteric Fermentation Research and Development Accelerator (Acelerador de Investigación y Desarrollo en Fermentación Entérica)
Danone
Prometen $200 millones para reducir las emisiones de metano producidas por ganadería
Alliance of Champions for Food Systems Transformation (Alianza de Campeones por la Transformación de Sistemas Alimentarios)
FOLU – Coalición para la Alimentación y Uso del Suelo **
Cinco países (Noruega, Brasil, Sierra Leona, Ruanda y Camboya) se comprometen a reducir las emisiones provenientes de su agricultura y sistemas alimentarios

* World Business Council for Sustainable Development
** Coalición para la Alimentación y Uso del Suelo (WBCSD y SYSTEMIQ son aliados principales y Yara y Unilever iniciaron la organización)[15]

La captura de carbono continúa en discusión

Las negociaciones por el clima tampoco lograron avanzar en el polémico tema de los mercados de carbono. Para muchos, esto fue un alivio.[16] Durante el año 2023, la investigación académica, científica, de los medios de comunicación y de la sociedad civil dejó en evidencia la contabilidad fraudulenta, el acaparamiento de tierras y el daño causado a las comunidades locales y pueblos originarios por numerosos proyectos de neutralización de carbono.[17] La discusión en Dubái podría haber tomado esto en consideración y, en palabras del Carbon Market Watch, “torpedeado el Acuerdo de París”.[18] El texto propuesto para operacionalizar el artículo 6.2 del Acuerdo de París sobre comercio bilateral de carbono entre los países no avanzó por los conflictos en torno a la doble contabilidad, la transparencia y otros problemas. Las negociaciones del artículo 6.4 iban encaminadas hacia el establecimiento de un mercado de carbono voluntario , donde las empresas asumen el liderazgo, de acuerdo a estándares poco exigentes acerca de quién es elegible para participar, qué constituye reducción o qué es remoción de emisiones, etc.

En ausencia de un marco internacional acordado, las corporaciones y los gobiernos siguen adelante con sus propias iniciativas, afirmando que están en conformidad con el Acuerdo de París. De hecho, mientras en Dubái las personas encargadas de las negociaciones estaban en fuertes desacuerdos sobre el texto del artículo 6, las corporaciones y las élites estaban ocupadas por su lado en firmar y anunciar nuevos acuerdos.

Compañías de los EAU, el país anfitrión, y de otros estados del Golfo estuvieron especialmente activas y ahora son una importante fuerza que presiona por la compensación de carbono a nivel global, incluyendo programas de captura de carbono.[19] Por ejemplo, Al Dahra, el gigante de los agronegocios de los EAU, de propiedad del fondo soberano de inversión ADQ de Abu Dabi, anunció un acuerdo comercial con la compañía danesa Agreena para generar créditos de carbono en la finca de 55.000 hectáreas que posee en Rumania, considerada “la finca arable más grande de la UE”.[20] Esto ocurrió después de un acuerdo comercial anterior, de ese año, entre Agreena y el fondo soberano de inversión de Arabia Saudita, el fondo Public Invest Fund (PIF), el cual es propietario de Continental Farmers Group de Ucrania.[21] Allí, Agreena operará un sistema para generar créditos de carbono en 153.000 hectáreas de tierras agrícolas.[22] PIF también es propietario de la compañía Regional Voluntary Carbon Market Company, de Arabia Saudita, la cual, en septiembre de 2023, anunció la mayor venta del mundo de créditos de carbono voluntarios” en una subasta en Nairobi.[23]

Otra organización emiratí que usó la COP para firmar acuerdos comerciales para compensación de carbono fue la muy controvertida compañía Blue Carbon. En los meses que antecedieron a la COP28, Blue Carbon, financiada y presidida por un miembro de la familia real, el Sheikh Ahmed Dalmook Al Maktoum, firmó contratos con los gobiernos de Kenia, Liberia, Tanzania, Zambia y Zimbabue, cubriendo un total de más de 24 millones de hectáreas.[24] En la COP28 firmó otro acuerdo adicional con Papúa Nueva Guinea y Santa Lucía.[25] En varios de estos países, las comunidades locales señalan que no se les consultó sobre los acuerdos comerciales, aun cuando sus bosques y su medios de sustento se ven directamente afectados.[26] Grupos internacionales de la sociedad civil han denunciado una serie de problemas en el acuerdo comercial de Liberia, el cual le concede a la compañía de los EAU el control sobre el 10% de los bosques estatales de áfrica Occidental durante 30 años.[27]

Qatar también se está involucrando de manera decidida en la compensación de carbono mediante la agricultura a través de la compañía llamada Green Economy Partnership (GEP) la cual estuvo presente de manera activa en la COP28. Dirigida por el Sheikh Mansour Bin Jassim Al Thani, GEP comenzó como una coalición de los gobiernos de Uganda, Malaui, Zanzíbar, Guinea-Bissau y la República Democrática del Congo junto con la compañía francesa Gaussin. Pretende registrar remociones de carbono en tierras de agricultura de subsistencia, fincas comerciales y áreas agroforestales y venderlos en el mercado global, recibiendo una comisión de 20%.[28]

Otro actor que gana influencia rápidamente en el ámbito de la compensación de carbono es el multimillonario Jeff Bezos. La fundación Bezos Earth Fund fue la fuerza impulsora de muchas de las iniciativas anunciadas en la COP28 que tocaron el tema de la captura de carbono y la alimentación y la agricultura, principalmente a través de su estrecha relación con el World Research Institute (WRI) y la Coalición para la Alimentación y el Uso del Suelo (FOLU). Esto incluye la Alianza de Campeones por la Transformación de Sistemas Alimentarios (Alliance of Champions for Foof Systems Transformation), la que está compuesta por gobiernos, pero está fuera de los procesos multilaterales formales. La alianza fue iniciada y es dirigida por Food Systems Collaboration Network, un conjunto de grupos financiados por Bezos como FOLU, Worldwide Fund for Nature, Just Rural Transition y WRI, donde todos trabajan mano a mano con las mayores corporaciones mundiales de la alimentación y los agronegocios.[29]

Amazon, la empresa de Bezos, está apostando por la compensación de carbono para neutralizar su inmensa huella de carbono, especialmente en proyectos de la cuenca del Amazonas donde su fundación ha “donado más de USD 50 millones para proyectos de desarrollo de capacidades de organizaciones ambientales y de comunidades indígenas.” Amazon actualmente tiene tres controvertidos proyectos de compensación de carbono en fase de implementación, en las regiones de Loreto y Ucayali en Perú, que abarcan 210.000 hectáreas.[30]

Aun cuando los escándalos han minado la confianza en la compensación de emisiones de carbono, Bezos sigue invirtiendo fuertemente, tratando de establecer la “integridad” de los mercados de carbono. Bezos financia el CDP (anteriormente conocido como Carbon Disclosure Project o Proyecto de Información sobre Carbono), una plataforma que centraliza la publicación de informes sobre las emisiones que afectan al clima; también apoya el Protocolo de Gases de Invernadero, otra fuente de gran importancia de estándares globales para informes sobre el clima.[31] También financia Land & Carbon Lab (Laboratorio sobre Tierra y Carbono) del WRI, el cual está “desarrollando un completo sistema para monitorear las tierras del mundo y su carbono natural … generando la confianza de los inversionistas en la medición, comunicación y verificación para destrabar los mercados de carbono y otros financiamientos para la naturaleza.”[32] Uno de los aliados del Laboratorio es Google y ya está trabajando con Cargill para monitorear fincas en Brasil, Uruguay y Argentina.[33] En áfrica, Bezos y WRI crearon recientemente un fondo privado de USD 50 millones para proyectos de captura de carbono en todo el continente en alianza con Meta, para “recuperar” – para los mercados de carbono – 100 millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas, especialmente en la cuenca del Congo, para el año 2030 .[34]

¿Qué viene para los movimientos sociales?

La COP sobre clima no es un proceso que los movimientos sociales puedan ignorar. Se necesita cierto nivel de cooperación entre los gobiernos para enfrentar la crisis climática y actualmente no hay alternativas a la CMNUCC que permitan lograr esto. Es posible revisar la reciente COP y destacar algunas ganancias mínimas, como la creación de un fondo de pérdidas y daños o el acuerdo de “transición hacia el no uso” de los combustibles fósiles. Pero detrás de las palabras, está claro que la definición de políticas pasó a estar amarrada a los intereses corporativos, y la COP se ha convertido en un mercado de carbono de miles de millones de dólares.

Es alarmante la prisa por obtener ganancias a partir de la crisis climática, al mismo tiempo que se tapan las causas reales de ésta – los combustibles fósiles y el sistema alimentario industrial. La COP, en cierto sentido, está engendrando criminales y es necesario detener esto.

Hay un consenso en el movimiento social, fuerte y creciente, acerca de cuáles son las soluciones verdaderas y las soluciones falsas para la crisis climática. Las verdaderas están en la soberanía alimentaria, en la agroecología liderada por las campesinas y los campesinos, las matrices de energías renovables y los sistemas de distribución de alimentos fuertemente ligados a los colectivos locales y al control público, las tierras en las manos de los pueblos originarios, silvícolas y rurales, la autonomía para la pesca artesanal y un sustento digno para todas y todos. Las falsas son las soluciones de mercado, donde las élites acaparan más tierras y recursos para su propio beneficio e insisten en vender compensaciones como si fueran una respuesta.

Cuando observamos lo que viene, en la COP29 en Bakú o la COP30 en Belém, vemos grandes desafíos por enfrentar. El comité organizador de Azerbaiyán excluye a las mujeres, lo que genera poca confianza. Los estrechos lazos del gobierno brasileño con los agronegocios y las compañías petroleras son también un problema. Brasil concurrió a Dubái con 36 representantes de la industria de la carne en su delegación y una propuesta de plan para regenerar 40 millones de hectáreas de praderas mediante el incentivo de los agronegocios y los inversionistas extranjeros.[35] Cuando las negociaciones terminaron, el gobierno de Lula puso a le venta mediante subasta un número récord de concesiones de perforaciones para gas y petróleo, cubriendo 2% del área del país.[36]

Las corporaciones y los gobiernos quieren perpetuar la visión al estilo Davos para la COP, donde los acuerdos comerciales sobre petróleo y compensaciones avancen bajo el rótulo de acción por el clima. Necesitamos romper esta burbuja. Enfrentar la crisis del clima requiere que avancemos con algunas de las luchas políticas más históricas y violentamente reprimidas – la reforma agraria, la defensa de los territorios de los pueblos originarios, el desmantelamiento de los acuerdos de libre comercio y la soberanía de los pueblos sobre sus sistemas alimentarios y sus recursos. Las reales acciones por el clima chocan directamente con los intereses de las corporaciones y las élites poderosas. Ese es el mensaje – y la lucha – que debemos generalizar.


La hoja de ruta hacia de FAO hacia la negación

FAO eligió la COP28 para hacer el lanzamiento de dos importantes nuevas publicaciones. La primera es la “hoja de ruta” para “erradicar el hambre y mantener vigente el objetivo de 1,5°C del acuerdo de París.”[37] El documento es superficial en sus recomendaciones, pero notable en sus omisiones, particularmente cuando se trata de la carne y los lácteos. Aunque la carne y los lácteos dan cuenta de más de la mitad de las emisiones de todo el sistema alimentario global, no hay una mención a la necesidad, ampliamente aceptada, de reducir el consumo de carnes y lácteos en los países ricos. Lo mismo ocurre con la segunda publicación lanzada en la COP28: una actualización de los cálculos de FAO sobre las emisiones de gases de invernadero provenientes del ganado.

Desde que FAO publicó su innovador informe, “La larga sombre del ganado” en el año 2006 – donde documentó la escala del costo ambiental del sector de la carne y de los lácteos – los intereses corporativos han presionado de manera agresiva para lograr que FAO revierta su curso. Ex miembros del equipo de FAO señalan que en los años siguientes fueron “censurados, saboteados, violentados y victimizados” por su investigación sobre los efectos nocivos de la ganadería[38] En el año 2009, FAO publicó otro informe más favorable a la industria de la carne y de los lácteos y redujo sus estimaciones sobre la contribución de la ganadería a las emisiones globales de gases de invernadero, de 18% a 14%. En la COP28, FAO volvió a reducir las cifras, esta vez a 12% de las emisiones globales, principalmente debido a cambios en cómo calcula el potencial de calentamiento del metano y del óxido nitroso. Esto es significativamente menor a la cifra de 14,5% del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).[39]

Pero el aspecto más controvertido del informe está en los cálculos de mitigación. FAO dice ahora que las emisiones de la ganadería pueden ser reducidas en dos tercios hacia el año 2050 y que pueden mantenerse en línea con los objetivos del Acuerdo de París ¡incluso con un aumento del consumo de 21%! Señala que esto puede lograrse con soluciones técnicas y con aumento de la productividad. Le resta valor a la importancia de reducir el consumo de carne y lácteos en las sociedades más ricas, señalando que esto solo lograría una disminución del 5% de las emisiones provenientes de la ganadería (¡debido a que los consumidores más ricos comerán más frutas y verduras cultivadas en invernaderos que también tienen una alta emisión!) Esto está en profundo desacuerdo con IPCC el cual sostiene que un cambio hacia “dietas sustentables”, que sean más bajas en proteína animal, podría resultar en una reducción de 30%-70% de las emisiones de gases de invernadero hacia el año 2050. En palabras de IPCC, “la reducción del exceso de consumo de carne está entre las medidas más efectivas para mitigar las emisiones de gases de invernadero.”[40]

GRAIN quiere agradecer a Teresa Anderson y otros aliados por su guía para describir la COP.

Foto portada: (De izquierda a derecha) Samia Suluhu Hassan, Presidente de Tanzania, Akinwumi Adesina, Presidente del Banco Africano de Desarrollo, Bill Gates, Co-Presidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, y Macky Sall, Presidente de Senegal, en el escenario durante la Cumbre Africana sobre Finanzas para la Adaptación durante la COP28 de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Expo City Dubai, el 1 de diciembre de 2023, en Dubai, Emiratos Arabes Unidos. (Foto de COP28 / Christopher Edralin). Foto: UNclimatechange Flickr
______________________________

[1] La Vía Campesina, “La Vía Campesina boicoteará la COP28 en solidaridad con Palestina, exigiendo un alto al fuego de inmediato ¡Sin derechos humanos no hay justicia climática!” , 20 noviembre 2023: https://viacampesina.org/es/la-via-campesina-boicoteara-la-cop28-en-solidaridad-con-palestina-exigiendo-un-alto-al-fuego-de-inmediato-sin-derechos-humanos-no-hay-justicia-climatica/
[2] “Record number of fossil fuel lobbyists get access to Cop28 climate talks”, Guardian, 5 diciembre 2023: https://www.theguardian.com/environment/2023/dec/05/record-number-of-fossil-fuel-lobbyists-get-access-to-cop28-climate-talks; “Big meat and dairy delegates triple at COP28,” DeSmog, 8 diciembre 2023: https://www.desmog.com/2023/12/08/big-meat-dairy-delegates-triple-cop28/
[3] Dorothy Guerrero, "Conflicts, contradictions and chances from the Dubai COP28 Consensus," 19 diciembre 2023: https://www.globaljustice.org.uk/blog/2023/12/conflicts-contradictions-and-chances-from-the-dubai-cop28-consensus/
[4] Joe Lo, "What is Alterra, the UAE’s $30 billion green investment fund?", Climate Home News, 10 diciembre 2023: https://www.climatechangenews.com/2023/12/10/what-is-alterra-the-uaes-30-billion-green-investment-fund/
[5] COP28 UAE Declaration on Sustainable Agriculture, Resilient Food Systems and Climate Action: https://www.cop28.com/en/food-and-agriculture
[6] "COP28: Key outcomes for food, forests, land and nature at the UN climate talks in Dubai," CarbonBrief, 15 diciembre 2023: https://www.carbonbrief.org/cop28-key-outcomes-for-food-forests-land-and-nature-at-the-un-climate-talks-in-dubai/
[7] "COP28: Key outcomes for food, forests, land and nature at the UN climate talks in Dubai," CarbonBrief, 15 diciembre 2023: https://www.carbonbrief.org/cop28-key-outcomes-for-food-forests-land-and-nature-at-the-un-climate-talks-in-dubai/
[9] “Big meat and dairy delegates triple at COP28,” DeSmog, 8 diciembre 2023: https://www.desmog.com/2023/12/08/big-meat-dairy-delegates-triple-cop28/; "COP28 puts out welcome mat to lobbyists," AFP, 29 noviembre 2023: https://www.france24.com/en/live-news/20231129-cop28-puts-out-welcome-mat-to-lobbyists
[10] "COP28’s Food, Agriculture and Water Day secures major commitments to address climate impacts and keep 1.5C within reach," COP28, 10 diciembre 2023: https://www.cop28.com/en/news/2023/12/COP28-Food-griculture-and-Water-Day
[11] "COP28 Fact Sheet: AIM for Climate Innovation Sprints," Aim for Climate, 8 diciembre 2023: https://drive.google.com/file/d/12kCiSIjhJGKQep6XA384JFBJpNhfKkuR/view
[13] IFA, "IFA presents role of food and food systems in climate through its engagement at COP28," 18 diciembre 2023: https://www.fertilizer.org/news/ifa-presents-role-of-food-and-food-systems-in-climate-through-its-engagement-at-cop28/
[14] GRAIN, " La agricultura regenerativa era una buena idea, hasta que las corporaciones se apoderaron de ella " 12 diciembre 2023: https://grain.org/es/article/7084-la-agricultura-regenerativa-era-una-buena-idea-hasta-que-las-corporaciones-se-apoderaron-de-ella
[15] GRAIN, " El “maquillaje verde” de las corporaciones: las “emisiones netas cero” y “las soluciones basadas en la naturaleza” son un enorme fraude," 17 marzo 2021: https://grain.org/es/article/6635-el-maquillaje-verde-de-las-corporaciones-las-emisiones-netas-cero-y-las-soluciones-basadas-en-la-naturaleza-son-un-enorme-fraude
[16] Chris Lang, "The good news from COP28: The failure to agree on Article 6 carbon markets," REDD-Monitor, 14 diciembre 2023: https://reddmonitor.substack.com/p/the-good-news-from-cop28-the-failure
[17] Para numerosas fuentes de información y ejemplos, revisar la publicación colectiva de prensa realizada por GRAIN y numerosos aliados, " ¡Detengamos el mercado de carbono, ya!" en 4 diciembre 2023: https://grain.org/es/article/7072-detengamos-el-mercado-de-carbono-ya
[18] Carbon Market Watch, "COP28: Article 6 failure avoids a worse outcome," 13 diciembre 2023: https://carbonmarketwatch.org/2023/12/13/cop28-article-6-failure-avoids-a-worse-outcome/
[19] Para información adicional sobre problemas relacionados a la captura de carbono revisar GRAIN, "Del acaparamiento de tierras de cultivo al acaparamiento de suelos: la captura de carbono, un nuevo negocio ", 3 marzo 2022: https://grain.org/es/article/6811-del-acaparamiento-de-tierras-de-cultivo-al-acaparamiento-de-suelos-la-captura-de-carbono-un-nuevo-negocio
[20] Agreena, "Al Dahra and Agreena announce carbon farming project on the EU’s largest arable farm at COP28," 12 diciembre 2023: https://agreena.com/blog/al-dahra-partnership/
[21] "Amid war, Ukrainian firm readies to sell first soil credits," Quantum Commodity Intelligence, 28 julio 2023: https://www.farmlandgrab.org/31671
[22] Para aprender más sobre los fondos soberanos de inversión e inversiones en agricultura en todo el mundo, revisar GRAIN, “¿Los nuevos fondos soberanos nos llevan a una menor soberanía alimentaria?”, 11 abril 2023, https://grain.org/es/article/6978-los-nuevos-fondos-soberanos-nos-llevan-a-una-menor-soberania-alimentaria.
[23] "RVCMC to Conduct World’s Largest Voluntary Carbon Credit Auction Event in Nairobi, Kenya," SPA, 2 junio 2023: https://www.spa.gov.sa/en/bf075f99afs
[24] Katherine Hearst, "Kenya concedes millions of hectares to UAE firm in latest carbon offset deal," Middle East Eye, 5 noviembre 2023: https://www.middleeasteye.net/news/uae-kenya-concedes-millions-hectares-firm-carbon-offset-deal
[25] "Blue Carbon, PNG Govt Unite For Paris Agreement Projects At COP28," Friday Times, 4 diciembre 2023: https://thefridaytimes.com/04-Dec-2023/blue-carbon-png-govt-unite-for-paris-agreement-projects-at-cop28;
[26] Alexandra Benjamin, “Control of Africa’s forests must not be sold to carbon offset companies (commentary)”, Mongabay, 17 noviembre 2023: https://news.mongabay.com/2023/11/control-of-africas-forests-must-not-be-sold-to-carbon-offset-companies-commentary/; "Blue Carbon’s MOU Signing With Saint Lucia Sets The Stage For Article 6 Exploration At COP28," Friday Times, 3 diciembre 2023: https://thefridaytimes.com/03-Dec-2023/blue-carbon-s-mou-signing-with-saint-lucia-sets-the-stage-for-article-6-exploration-at-cop28
[27] “International statement on the carbon deal between Blue Carbon and the Liberian government”, Fern, 20 julio 2023: https://www.fern.org/publications-insight/international-statement-on-the-carbon-deal-between-blue-carbon-and-the-liberian-government-2701/
[28] Revisar el sitio de internet de GEP: https://greeneconomy.ae/start-projects.html
[29] Revisar el sitio de internet de ACF: https://allianceofchampions.org/
[30] "Amazon to invest in Peru ARR project applying new quality label," Quantum Commodity Intelligence, 11 enero 2024: https://www.qcintel.com/carbon/article/amazon-to-invest-in-peru-arr-project-applying-new-quality-label-20297.html
[31] "Bezos fund grants funding to carbon accounting bodies," Quantum Commodity Intelligence, 21 marzo 2023: https://www.qcintel.com/carbon/article/bezos-fund-grants-funding-to-carbon-accounting-bodies-12593.html
[32] Revisar el sitio de internet de Land & Carbon Lab: https://www.landcarbonlab.org/
[33] WRI, "Cargill and WRI Collaborate on Accounting and Target Setting," diciembre 2021: https://www.wri.org/initiatives/cargill-wri-collaborate-accounting-target-setting
[34] Bezos Earth Fund, "Bezos Earth Fund Announces $110 Million to Conserve and Restore Nature and Advance Climate Science, Monitoring and Governance," diciembre 2022: https://www.bezosearthfund.org/news-and-insights/bezos-earth-fund-announces-110-million-nature-climate-science-monitoring-governance; AFR100, "Terrafund for AFR100: How we monitor, report and verify (MRV)," febrero 2023: https://afr100.org/sites/default/files/TerraFund%20MRV%20Final%20February%202023%20FINAL%203.6.2023.pdf
[35] “Big meat and dairy delegates triple at COP28,” DeSmog, 8 diciembre 2023: https://www.desmog.com/2023/12/08/big-meat-dairy-delegates-triple-cop28/; Andre Cabette Fabio, "Brazil wants farmers to help save the Amazon. Will it work?" Context, 13 diciembre 2023: https://www.context.news/nature/brazil-wants-farmers-to-help-save-the-amazon-will-it-work
[36] Andre Cabette Fabio, "Brazil oil auction angers activists after Lula’s COP28 vow", Context, 15 diciembre 2023: https://www.context.news/net-zero/brazil-oil-auction-angers-activists-after-lulas-cop28-vow
[38] Arthur Nelsen, “The anti-livestock people are a pest: how UN food body played down role of farming in climate change,” Guardian, 20 octubre 2023: https://www.theguardian.com/environment/2023/oct/20/the-anti-livestock-people-are-a-pest-how-un-fao-played-down-role-of-farming-in-climate-change
[39] Es importante destacar que los números de FAO no incluyen las emisiones ocurridas después de las plantas de procesamiento (venta al por mayor, comercialización, etc), la cual es significativa e importante para dimensionar los impactos de los diferentes sistemas de producción (local vs corporativo).
[40] Katy Askew, "IPCC report puts food at the heart of climate battle: We have the potential to mitigate climate change", Food Navigator, abril 2022: https://www.foodnavigator.com/Article/2022/04/05/IPCC-report-puts-food-at-the-heart-of-climate-battle-We-have-the-potential-to-mitigate-climate-change


Fuente:
https://desinformemonos.org/la-cop-del-clima-se-convierte-en-otra-davos/

269

    





Lavado de imagen / Cambio climático / Ocultamiento y manipulación de información / Política ambiental /

Internacional - Lavado de imagen

Cuando la tecnología que reluce no es oro (13/07/2024)

Por qué la inversión ESG no podría recuperarse nunca (27/03/2024)

Los créditos de carbono y el mercado voluntario: ¿solución o distracción? (30/01/2024)

Expansión de las plantaciones de árboles destinadas a los mercados de carbono: más evidencias del fraude de la compensación (19/12/2023)

Un festival de cabilderos: ¿Por qué las cumbres ecológicas de la ONU se han vuelto tan grandes? (06/12/2023)

Las petroleras invaden la Cumbre del Clima en la que se discute sobre el fin de los combustibles fósiles (06/12/2023)

Multinacionales “verdes” al descubierto (14/11/2023)

Economía “verde”: violencia, hipocresía y destrucción de la vida (22/07/2023)

Bruselas considerará “verde” el hidrógeno producido con energías fósiles si emite un 70% menos que el gas natural (13/02/2023)

Lavado de imagen

BlackRock recibió una advertencia sobre “declaraciones engañosas” vinculadas a fondos ESG. Estados Unidos (27/03/2024)

Bajo la lupa adquisición de Anglo American del Santuario Los Nogales: Ambientalistas cuestionan operación. Chile (08/03/2024)

Juntos contra el cuento de hadas verde de Tesla: Activistas de Alemania y Chile luchan solidariamente contra la expansión de Tesla. Alemania (07/03/2024)

Chicago demanda a cinco grandes empresas petroleras, acusándolas de destrucción del clima y fraude. Estados Unidos (22/02/2024)

A pesar de las “zancadillas”: Avanza proyecto ley que sancionará el “ecoblanqueo” o lavado verde de imagen de empresas. Chile (16/01/2024)

Solicitan cierre de “Casa Aclara”: Minera que busca explotar tierras raras en Penco no habría pagado patente municipal. Chile (09/01/2024)

Cambio climático

Bajo agua y fuego: el momento Katrina en la política de Brasil. Brasil (24/05/2024)

Chicago demanda a cinco grandes empresas petroleras, acusándolas de destrucción del clima y fraude. Estados Unidos (22/02/2024)

Organizaciones sociales exigen soluciones y acciones reales frente a las crisis actuales. Chile (09/12/2023)

Ocultamiento y manipulación de información

Frei, siervo de las salmoneras: “Tenemos que cortar de frentón este asunto de la ley Lafkenche”. Chile (11/07/2024)

OLCA y alza de la luz: “El sistema energético está centrado en la ganancia de las empresas”. Chile (06/07/2024)

Forestal Arauco implementa nueva y peligrosa práctica: Enormes zanjas con desconocidos impactos socio ecológicos. Chile (01/07/2024)

Pese a estar en su contrato: Jacqueline van Rysselberghe no entregó informes de pericias durante sus dos meses de trabajo en el SML. Chile (25/06/2024)

Los socavones en las dunas afectaron a edificios ilegales. Chile (24/06/2024)

El fraude al Fisco en el Salar Maricunga. Chile (07/06/2024)

Fin a una trama de mal gusto: Van Rysselberghe renunciará al SML tras peritaje que permitía a violador de DDHH zafar de condena. Chile (06/06/2024)

Jacqueline van Rysselberghe no habría entregado informe de pericias para las que fue contratada durante su primer mes de trabajo en el SML. Chile (03/06/2024)


Ver más:
Lavado de imagen / Cambio climático / Ocultamiento y manipulación de información / Política ambiental /