BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:
"creo que es necesario denunciar estas acciones como brutales y totalmente injustificadas"

27 de Abril de 2015

Coordinadora Ambiental del Centro Ecuménico Diego de Medellín denuncia brutal represión contra Marcha por el Agua


"Mientras las autoridades de Chile siguen criminalizando la protesta, y en particular la manifestación por una mejora de la calidad de vida y un mejor cuidado al medio ambiente, no se distinguen de autoridades de una dictadura, y no se pueden llamar un país desarrollado según los estándares de la OECD", señala en su denuncia ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos la Coordinadora del Area Justicia Ambiental del Centro Ecuménico Diego de Medellín, Arianne van Andel. Ella fue testigo directo del violento accionar de la policía contra los participantes en la Marcha por la Recuperación del Agua desarrolla en Valparaíso el 22 de Abril pasado.

El texto de su carta es el siguiente:

Santiago de Chile, 23 de Abril 2015
Instituto Nacional de Derechos Humanos
PRESENTE

De mi consideración:

Junto a saludarle, le hago llegar mi denuncia frente a las acciones policiales al fin de la Marcha por el Agua en Valparaíso el 22 de Abril 2015. Desde hace varios años hay un debate en Chile sobre la criminalización de la protesta social, pero lamentablemente según lo ocurrido el Miércoles pasado ni el gobierno, ni Carabineros de Chile han cambiado la política frente a las manifestaciones sociales hasta la fecha.


Participé en la Marcha por el Agua desde las 11.00 de la mañana, que partió en La Universidad de Playa Ancha, se desplazó hasta Plaza Soto Mayor, donde se juntó otra columna de gente, y que terminó en Pedro Montt, al lado del Plaza del Pueblo. Toda la Marcha tenía un carácter alegre, diversa, y absolutamente pacífica. Había música, grupos de baile, participaron muchos estudiantes, pero también gente de tercer edad y personas con niños.

Al final de la Marcha la gente se juntó en la calle Pedro Montt al lado del Plaza de Salvador Allende o Plaza del Pueblo. Muchas personas se sentaron en la Plaza, bajo de los árboles a comer algo y descansar de la caminata. En Pedro Montt se desplegaron los lienzos y se desarrolló el acto con varios voceros. Caminando por Pedro Montt se apreciaba un ambiente de diálogo, danza y música.

En el momento que mucha gente en la Plaza ya se estaba preparando para salir, de repente, y sin ningún aviso previo, se percibió el chorro de un carro lanza aguas desde la calle General Cruz. El carro apareció y giró por Pedro Montt junto con cordones de fuerzas especiales que se instalaron en el Parque. Las personas se dispersaron corriendo desde Pedro Montt por el Parque hacia Independencia. El carro se movió girando por calle Freire tirando agua mezclado con gas hacia el Parque. En el mismo momento, otro carro lanza aguas vino por la calle General Cruz lanzando agua desde el otro lado del Parque, girando por Independencia y obligando las personas al volver al Parque, donde se acumuló una nube de gases. Los carros lanza aguas encerraron a las personas que trataron de escapar desde dos lados, lanzando agua con gas por varios minutos antes de desaparecer.

Yo acompañaba un grupo de gente mayor de edad que sufrieron sensación de ahogo, perdición de vista y mucho malestar. Había mamás con niños pequeños y bebés en la Plaza que no podían escapar. Habían instrumentos que se mojaron con agua y gas, habían lienzos obras de arte que se destruyeron. Varios de nosotros tratamos de comunicarnos con personas de las Fuerzas Especiales, preguntando por la razón de esta intervención, y preguntando por dónde nos podíamos arrancar. No obtuvimos ninguna respuesta.

La escena de una Marcha pacífica y alegre se cambió en dos minutos en un escenario de horror, con personas llorando por toda parte, gente con pañuelos en la cara, sosteniéndose en los malestares.

En los medios se habló de incidentes aislados al fin de la marcha. Yo no vi ningún incidente, y si lo hubo, la gente congregada en el Parque no estaba al tanto de estos incidentes y no tenían nada que ver con aquellos, igual como la gran mayoría de la gente en Pedro Montt.

A pesar de la reacción resignada de las personas presentes, creo que es necesario denunciar estas acciones como brutales y totalmente injustificadas. En una democracia la manifestación social es un derecho. Debería existir el derecho a la libre expresión y la libre reunión, de manera pacífica. La intervención de los Carabineros con lanza aguas frente a personas pacíficas e indefensas, incluyendo niños y gente de tercera edad es un atropello directo a los Derechos Humanos. Constituye además un riesgo para la salud de las personas, y causa miedos desmedrados y hasta -en los niños- huellas psicológicas. Además, me pregunto ¿qué daño causa esta agua con gas al medio ambiente?

En Chile parece que las personas están resignadas frente a esta manera de actuar, o peor, de la policía, porque parece ser una manera muy recurrente. Tengo que decir, que en Europa, donde he estado en muchas manifestaciones, NUNCA he experimentado una arbitrariedad y brutalidad tan grande desde los Carabineros frente a una manifestación pacífica. Y siempre cuando haya incidentes, se tratan de forma aislada, sin perjudicar a la gran mayoría de las manifestantes. Además, siempre es posible comunicarse con las fuerzas de la policía, para negociar la mejor salida de un conflicto. En esta ocasión las personas en las fuerzas especiales parecían robots en vez de personas, con el único objetivo de intimidarnos. ¿Es de extrañar que en Chile no se respete, sino se tema o se odie a los Carabineros?

Estimo que es necesario que el Gobierno y Carabineros de Chile se decidan urgentemente sobre cambios en sus estrategias y reglas de abordar la manifestación social, considerándola como una parte íntegra de un país democrático. Mientras las autoridades de Chile siguen criminalizando la protesta, y en particular la manifestación por una mejora de la calidad de vida y un mejor cuidado al medio ambiente, no se distinguen de autoridades de una dictadura, y no se pueden llamar un país desarrollado según los estándares de la OECD. Espero que el Instituto de Derechos Humanos tome en cuenta esta denuncia.

Sin otro particular saluda atentamente a Usted,

Arianne van Andel
Coordinadora Área Justicia Ambiental
Centro Ecuménico Diego de Medellín

CC: Presidenta de la República
Subsecretario del Interior
Carabineros de Chile
Relator Especial ONU sobre el derecho a la libertad de reunión y asociación
ACT Alliance

PD: Adjunto también la declaración del Bloque Andino, que me llegó después de escribir esta denuncia, y que reafirma la gravedad de los hechos.

DECLARACIÓN BLOQUE ANDINO 3era MARCHA POR EL AGUA (sobre la violencia de Carabineros de Chile)

Después de finalizar la 3era marcha por el agua en Valparaíso, nos encontrábamos danzantes y músicos del bloque andino descansando en la Plaza del Pueblo, cuando de pronto nos vimos acorralados por Carabineros de Chile, algunos corrimos hacia la costa y otros se dirigieron hacia un costado de la plaza, y luego a un pasaje.

En ese momento un grupo de danzantes, niños y niñas fueron cercados y violentamente agredidos con el chorro de agua del guanaco. Fue tal el nivel de toxicidad que danzantes de inmediato se tuvieron que sacar la ropa para no quemar sus cuerpos.

El chorro le llegó directamente a la boca a una de las niñas, Franchesca, de 5 años, quemándole la lengua, por lo que tuvimos que partir al Hospital de Niños, donde se constataron las lesiones. Se vieron afectadas también su faringe y amígdalas.

Luego se procedió a establecer la denuncia. También se vieron afectados Alonso, de 3, Dafne, de 9, Nicolás, de 12, y Sebastián, de 14 años.

Repudiamos el actuar de Fuerzas Especiales en el marco de esta movilización social y exigimos justicia para Franchesca y el resto de niños y niñas que nos acompañaban y eran parte de nuestro bloque.

Firman: Tinkus Legua, Colectivo Quillahuaira, Colectivo Suma Huma, Fraternidad Ajayu, Banda Juventud Rikelme, Lakitas de Santiago. DIFUNDIR!!!

1486







Agua / Represión / Criminalización de la protesta / Derechos humanos /

Chile - Agua

Red No Alto Maipo denuncia desprendimiento de glaciar Mesón Alto causado por hidroeléctrica (25/03/2020)

Como potencial «zona de sacrificio» señala el INDH a comuna de San José de la Mariquina (23/03/2020)

Día del Agua: movimiento socioambiental llama a un activismo en tiempos de pandemia (22/03/2020)

Más allá del extractivismo, la escasez hídrica y la pandemia: por una soberanía sanitaria y alimentaria de los pueblos (21/03/2020)

No hay salud ni dignidad sin agua: Este 22 de marzo protestamos desde nuestros territorios (19/03/2020)

Campaña del Movimiento por el Agua y los Territorios este 22 de Marzo: «Día Mundial del Agua» (18/03/2020)

Declaración del MAT ante la crisis social, ecológica y sanitaria (17/03/2020)

Movimiento por el Agua y los Territorios define sus pasos este 2020 en su 8vo encuentro en Panguipulli (04/03/2020)

Marchan en Panguipulli los participantes en el Encuentro Plurinacional del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) (29/02/2020)

Corte Suprema reconoce uso ancestral y otorga derechos de agua a comunidades aymaras de Putre (19/02/2020)

Agua

Pronunciamiento ante el Covid-19 de la campaña «Las Mujeres somos Agua». Bolivia (23/03/2020)

Bancos, ejecutivos mineros, compañías automotrices y la prisa por extraer litio en las salinas andinas de Chile y Argentina. Argentina (05/03/2020)

Represión

Víctimas de asesinato, 83 defensores ambientales en 8 años, revela estudio. México (18/03/2020)

Asesinan a la defensora indígena de derechos humanos Dominga Ramos y dejan un “encarguito”. Guatemala (06/03/2020)

Los derechos en pugna tras el afiche ‘¿Quién dio la orden?’. Colombia (29/02/2020)

Criminalización de la protesta

Gobiernos y empresas hacen cada vez más difícil y letal que pueblos Indígenas y comunidades locales protejan tierras y bosques. Internacional (29/08/2018)

Empresarios colombianos e israelíes se ensañan contra indígenas que se resisten al despojo. Israel (18/12/2017)

A cuatro años de YPF-Chevron la violencia sigue: Aparición con vida de Santiago Maldonado. Argentina (08/09/2017)


Ver más:
Agua / Represión / Criminalización de la protesta / Derechos humanos /