- Internacional:

28 de Septiembre de 2015

Más de 100 expertos en salud y toxicólogos hacen un llamado a poner fin al uso de plaguicidas altamente peligrosos

Con ocasión de la inauguración de la Cuarta Conferencia Internacional sobre Gestión de los Productos Químicos, unos 118 profesionales de la salud y toxicólogos de África, Asia, las Américas, Australasia y Europa han escrito hoy a los directivos del PNUMA, la FAO y la OMS para exigir que se ponga fin al uso de plaguicidas altamente peligrosos (PAP).

La carta abierta, dirigida al ejecutivo del PNUMA, Director Achim Steiner; al Director General de la FAO, José Graziano da Silva y a la Directora General de la OMS, Margaret Chan, señala que los PAP constituyen una amenaza a la salud humana y el medio ambiente y llama a poner fin a su producción y uso “...para proteger a nuestros niños y a las generaciones sucesivas de una tragedia tóxica inminente”.

Entre los firmantes de la carta hay profesores de toxicología, epidemiología y doctores de todo el mundo.

La carta señala que las cifras oficiales, que sugieren que 200.000 personas mueren a causa de los plaguicidas cada año y que 25 millones de trabajadores agrícolas sufren envenenamiento agudo por plaguicidas, son graves subestimaciones. Más delante indica que se usan plaguicidas en más del 33% de los suicidios en todo el mundo.

La carta destaca las debilidades de las actuales regulaciones y evaluaciones de riesgo en materia de plaguicidas y manifiesta que “...existe una incertidumbre inaceptable en la identificación de los niveles seguros de exposición a los carcinógenos, las toxinas reproductivas, las toxinas del neurodesarrollo y los perturbadores endocrinos”. Y concluye que “Las directrices regulatorias actuales son insuficientes en lo que respecta a los efectos peligrosos tales como inmunotoxicidad, perturbación endocrina y toxicidad reproductiva postnatal”.

La solución al problema, según este grupo de expertos internacionales, es la eliminación mundial de los PAP, poniendo fin a su producción y su uso.

Ya es tiempo de que la ONU adopte medidas para poner fin a la venta y uso de estos productos químicos tóxicos”—expresó Carina Weber, Directora de PAN Alemania. “Matan a cientos de miles de personas cada año y causan inmenso dolor y sufrimiento.”

“Esta carta debe ser un llamado de alerta para las agencias de la ONU encargadas de proteger nuestra salud y el medio ambiente” –expresó el Dr. Keith Tyrell, Director de PAN Reino Unido. “Los firmantes de esta carta son expertos respetados internacionalmente y están diciendo que necesitamos acciones ahora.”

“Cada año, la industria de los plaguicidas gana millones de dólares vendiente PAP que causan muerte y miseria. Sabemos que hay alternativas más seguras que funcionan. Es tiempo de que la ONU actúe para poner fin al uso de PAP y apoye la adopción de soluciones agroecológicas seguras y efectivas” –indicó Sarojeni Rengam, Directora de PAN Asia Pacífico.

“Los PAP son un peligro para los agricultores y para las personas que viven cerca de las áreas de aplicación”, dijo Javier Souza, Presidente de PAN Internacional. “Algunos PAP pueden incluso moverse a través del agua, el aire y el suelo y terminar en los alimentos, afectando así a personas que viven fuera de las áreas agrícolas. Existen muchas alternativas agroecológicas efectivas para reemplazar estos venenos. Necesitamos prohibir los PAP inmediatamente”.

Disponibles para entrevistas:
Sarojeni Rengam, Executive director PAN Asia Pacific, sarojeni.rengam@panap.net, +6 04 657 0271
Dr. Meriel Watts, Senior Science Advisor, PAN Asia Pacific, merielwatts@xtra.co.nz, + 61-21-1807830
Magister en Ciencias, Ing. Agr. Javier Souza Casadinho, President of PAN International, javierrapal@yahoo.com.ar. +54 11 36171782, (Entrevistas en español únicamente)
Dr. Keith Tyrell, Director PAN UK, keithtyrell@pan-uk.org, +44 7588 706224
Dr. Abou Thiam, Director PAN Africa, abouthiam@pan-afrique.org, +221-644 32 55

Nota:
En la reunión de la ICCM-4 en Ginebra, entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre de 2015, los delegados pueden decidir adoptar medidas frente a una petición de la región de África para establecer formalmente una Alianza Mundial para la eliminación gradual de los PAP. PAN esta co-organizando un evento paralelo con la red mundial de ONG, IPEN, denominado “Llenando el vacío en torno a los plaguicidas altamente peligrosos (PAP): La agroecología y la Alianza Mundial para eliminar gradualmente los PAP”. [Closing the Gap on Highly Hazardous Pesticides (HHPs), Agroecology & the Global Alliance to Phase-out HHPs, en inglés]

Más información sobre PAN Internacional y más de 300 organizaciones que se han unido al llamado mundial para prohibir los plaguicidas altamente peligrosos y reemplazarlo por alternativas agroecológicas, en: http://pan-international.org/.

La Red de Acción contra los Plaguicidas (PAN) es una red de más de 600 organizaciones no gubernamentales, instituciones y personas en más de 90 países, trabajando para reemplazar el uso de plaguicidas peligrosos por alternativas ecológicamente adecuadas y socialmente justas.

Carta Abierta

Carta Abierta dirigida al ejecutivo del PNUMA, Director Achim Steiner; al Director General de la FAO, José Graziano da Silva y a la Directora General de la OMS, Margaret Chan en ocasión de la inauguración de la Cuarta Conferencia Internacional sobre Gestión de los Productos Químicos.


Nosotros, los toxicólogos y los profesionales de la salud, llamamos a la eliminación mundial de los plaguicidas altamente peligrosos

Muchos plaguicidas representan una amenaza para la vida humana y el medio ambiente y ocasionan altos costos para la sociedad. Debido a su extenso uso durante un largo período, los plaguicidas altamente peligrosos (PAP) están ahora ampliamente esparcidos a través de los ecosistemas de todo el mundo. Los plaguicidas se encuentran en el cuerpo de los seres humanos y en otros organismos vivos, en los alimentos y en el agua, en el suelo y en el aire.

Las primeras estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicaban que alrededor de 200.000 personas estaban muriendo en todo el mundo y que unos 25 millones de trabajadores agrícolas del mundo en desarrollo sufrían cada año envenenamientos ocupacionales por plaguicidas. En las décadas posteriores a ese cálculo, las encuestas indican que el envenenamiento ocupacional está aumentando. Los estudios oficiales subestiman enormemente estas cifras. Se sabe que muchos niños están siendo envenenados por los plaguicidas, pero no hay cifras acerca de ello. La Perspectiva Mundial sobre sustancias químicas del PNUMA señala que “Los datos sobre envenenamiento químico agudo son altamente variables y dependen de la infraestructura de vigilancia que funciona en cada país o región individual”. La OMS reconoce que no hay cálculos confiables de envenenamiento por plaguicidas y que los cálculos existentes probablemente subestiman en forma importante la carga mundial.

Un reciente meta análisis de la literatura mundial sobre auto envenenamiento por plaguicidas hace un cálculo conservador de los suicidios por plaguicidas que señala que estos corresponden aproximadamente al 33% de los suicidios en el mundo. De acuerdo con este estudio de la OMS, la restricción del acceso a los plaguicidas como medio de suicidio es un elemento primordial en los esfuerzos de prevención del suicidio, dado que los plaguicidas están entre los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo.
Más aún, el Límite Máximo de Residuos, la Ingesta Diaria Aceptable y la Máxima Concentración Permitida respaldan una creencia en niveles “seguros” de exposición que en realidad no existen. Debido a su inherente toxicidad para los seres humanos y/o los sistemas biológicos, los riesgos asociados a los PAP no pueden manejarse con seguridad, y así, el enfoque de ‘gestión de riesgos’ no previene efectivamente sus efectos desastrosos en la salud de los seres humanos y el medio ambiente, incluyendo la generalizada desaparición de las abejas.

La actual gestión de riesgos se basa ampliamente en la idea de que “la dosis hace al veneno”. Sin embargo, los recientes avances científicos han demostrado que la exposición crónica a las llamadas dosis bajas “no tóxicas” y a las mezclas significa que existe una inaceptable incertidumbre en la identificación de niveles seguros de exposición a carcinógenos, toxinas reproductivas, toxinas del neurodesarrollo y perturbadores endocrinos.

Las actuales pautas reguladoras son insuficientes para los efectos peligrosos tales como inmunotoxicidad, perturbación endocrina y toxicidad reproductiva postnatal.

Existe una evidencia creciente de que la salud de las generaciones futuras puede estar seriamente amenazada por los PAP. El feto y el niño recién nacido son sensibles a los efectos dañinos de muchos plaguicidas y otros contaminantes ambientales, los que pueden ejercer una influencia irreversible en su proceso de desarrollo.
Nuestra comprensión de las muchas formas en que las sustancias químicas pueden afectar a los seres humanos y el medio ambiente aún es incompleta. Por ejemplo, nuestra comprensión del hecho de que las sustancias químicas ambientales pueden interferir con la acción de las hormonas se ha desarrollado lentamente a lo largo de medio siglo, pero aún no está lo suficientemente definida para que los sistemas regulatorios tomen las medidas apropiadas respecto de ellas.

Por las razones mencionadas, es éticamente importante para nosotros, como toxicólogos y profesionales de la salud preocupados, pedir la inmediata eliminación mundial de los PAP. Su producción, distribución y uso debe terminar para proteger a nuestros niños y a las generaciones venideras de una inminente tragedia tóxica.

Ver / Bajar la carta:

http://rap-al.org/news_files/Nota%20prensa_Carta%20toxicologos%20HHP%20en%20esp.pdf

707



.





Más de 100 expertos en salud y toxicólogos hacen un llamado a poner fin al uso de plaguicidas altamente peligrosos

Plaguicidas / Salud / Agroindustria /

Internacional - Plaguicidas

Relatora de la ONU llama a forjar tratado para regular plaguicidas peligrosos (07/03/2017)

Las mujeres y el uso de agrotóxicos en Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas (02/12/2016)

Campo Jurásico: Syngenta, DuPont, Monsanto: la guerra de los dinosaurios del agronegocio (10/05/2016)

La pelea de Monsanto por mantener su reinado (18/04/2016)

Fumiga, que algo queda: Zika, la Revolución Verde y Monsanto (07/03/2016)

El 40 por ciento de los polinizadores invertebrados, como las abejas, en peligro extinción (27/02/2016)

Marcha sin precedentes: en más de 400 ciudades del mundo protestan contra la transnacional Monsanto (23/05/2015)

OMS advierte que herbicida de Monsanto puede ser cancerígeno (20/03/2015)

Informe sobre agrotóxicos y transgénicos: "Se avecina un desastre alimentario" (26/02/2015)

Monsanto y Dow: ¡a comer veneno! (24/01/2015)

PAN Internacional: Publica nueva Lista de Plaguicidas Altamente Peligrosos (10/08/2014)

Monsanto, la semilla del diablo (29/05/2014)

Estudio revela niveles "extremos" de pesticida en soja transgénica (11/04/2014)

Pesticidas: más peligrosos de lo que se creía según un estudio francés (19/02/2014)

Monsanto anuncia altas ganancias y una mayor expansión en América Latina (08/01/2014)

Aumenta la alarma por la desaparición de las abejas en el mundo (04/01/2014)

Enfermedades más comunes son provenientes de los alimentos agroindustriales (18/10/2013)

Bayer y Syngenta se querellan contra la UE por la suspensión de sus pesticidas que matan las abejas (28/08/2013)

Encuentran agrotóxicos de Monsanto en el organismo de ciudadanos europeos (15/06/2013)

Herbicida de Monsanto otra vez vinculado al cáncer y Parkinson (02/05/2013)

Apicultores y ambientalistas demandan a EPA por permitir uso de plaguicidas que matan a las abejas (22/03/2013)

Neoextractivismo vs. la defensa integral de los territorios (12/03/2013)

Comunidad Europea propone suspender uso de pesticidas para evitar mortandad en abejas (31/01/2013)

La Unión Europea relaciona los pesticidas con la muerte masiva de las abejas (16/01/2013)


Ver más:
Plaguicidas / Salud / Agroindustria /