BUSCAR en www.olca.cl


- Chile - Inglaterra:
The Guardian

17 de Mayo de 2018

Comunidades chilenas afirman que el apetito británico por las paltas está secando la región


El periódico más importante de gran Bretaña, The Guardian, publicó cómo el negocio de las Paltas en Petorca viola el derecho humano al agua.

- Los supermercados británicos están vendiendo miles de toneladas de paltas producidos en una región chilena donde los habitantes afirman que se están desviando grandes cantidades de agua, lo que provoca una sequía.


Un plantación de paltas en Petorca. Foto de Alice Facchini

Los principales supermercados del Reino Unido incluyendo Tesco, Morrisons, Waitrose, Aldi y Lidl, se abastecen de paltas de la provincia productora de paltas más grande de Chile, Petorca, donde se han violado el derecho al agua.

En Petorca, muchas plantaciones de paltos instalan tuberías y pozos ilegales para desviar el agua de los ríos y regar sus cultivos. Como resultado, los ciudadanos dicen que los ríos se han secado y que los niveles de aguas subterráneas han disminuido, causando una sequía regional. Los residentes ahora están obligados a usar agua a menudo contaminada entregada por camión aljibe.

Verónica Vilches, una activista que es responsable de uno de los sistemas rurales de agua potable, dice: “La gente se enferma debido a la sequía, nos encontramos teniendo que elegir entre cocinar y lavar, ir al baño en agujeros en el suelo o en bolsas de plástico, mientras que las grandes empresas agrícolas ganan más y más“.

En 2011, la autoridad hídrica de Chile, la Dirección General de Aguas, publicó una investigación realizada por satélite que mostraba al menos 65 canales subterráneos ilegales que llevaban el agua de los ríos a las plantaciones privadas. Algunos de los grandes agronegocios han sido condenados por uso no autorizado de agua y malversación de agua.

1618-theguardianEl British Retail Consortium, que representa a los principales supermercados, dijo que las tiendas habían sido informadas de las acusaciones. Un portavoz dijo: “Nuestros miembros han sido informados de las acusaciones formuladas sobre las prácticas de producción de paltas en la región de Petorca, Chile. Los minoristas trabajarán con sus proveedores para investigar esto.

“Salvaguardar el bienestar de las personas y las comunidades en las cadenas de suministro es fundamental para nuestras prácticas de abastecimiento como una industria responsable”.

Lidl dijo que la mayoría de sus paltas provenían de un proveedor cuyas prácticas confiaban. Pero la tienda dijo que investigaría si alguno de sus frutos provenía de Petorca.

Un vocero dijo: “Si bien no todos nuestros aguacates provienen de la provincia chilena de Petorca, los que sí provienen de esta región provienen de productores certificados por Rainforest Alliance. Sin embargo, nos preocupamos por conocer estas acusaciones y, por lo tanto, investigaremos el asunto tanto con nuestro proveedor como con Rainforest Alliance”.

Se necesitan dos mil litros de agua para producir solo un kilo de aguacates, cuatro veces la cantidad necesaria para producir un kilo de naranjas, y 10 veces más de lo que se necesita para producir un kilo de tomates, según la Water Footprint Network.

En Petorca, la cantidad requerida es aún mayor. “Esta es una región muy seca, donde casi nunca llueve, por lo que cada hectárea cultivada requiere 100,000 litros de agua por día, una cantidad equivalente a lo que mil personas usarían en un día”, dice Rodrigo Mundaca, un agrónomo y activista de la organización ambiental Modatima.

Más de 17,000 toneladas de paltas se importaron al Reino Unido desde Chile en 2016 y la demanda de paltas en el Reino Unido ha aumentado un 27% en el último año, según las cifras. Aproximadamente el 67% de esas paltas provienen de la región de Valparaíso donde se encuentra Petorca.

Tanto Vilches como Mundaca han recibido amenazas de muerte en respuesta a su activismo por los derechos de agua. “Hemos sufrido diversas formas de intimidación y, en algunos casos, las personas han perdido sus empleos por haber protestado contra la extracción ilegal de agua”, dice Mundaca. Amnistía Internacional ha asumido el caso y ha lanzado un llamado para apoyarlos.

Voces de la comunidad

El impacto de la sequía en los ciudadanos es evidente a partir de una visita a la casa de Vilches. Vilches no se permite usar el poco agua limpia que tiene, entonces abre la cisterna donde termina la escorrentía del fregadero y la ducha, llena una cubeta y la vacía en la base de sus limoneros, haciendo grandes burbujas que continuamente aparecen en un charco de colores del arco iris.

“Durante años, las plantaciones de paltos han usado toda el agua que debería usarse para todo lo demás”, dice. “Y ahora los ríos se han secado, al igual que los acuíferos”.

Tres horas al norte de Santiago, la provincia de Petorca está completamente cubierta por plantaciones de paltos, en su mayoría cultivadas con la variedad Hass. Las inmensas extensiones de árboles trepan desde el valle a las laderas circundantes, haciéndolas brillar de verde en lo que de otro modo sería terreno montañoso accidentado. El color esmeralda contrasta con el polvo del lecho seco del río que alguna vez estuvo lleno de agua.

“Aquí hay más paltos que personas, pero solo las personas carecen de agua, nunca los paltos”, dice Vilches mientras continúa regando sus árboles. Es directora del sistema de Agua Potable Rural (APR) de San José y es responsable de la distribución de agua a aproximadamente mil hogares.

Además de dañar el medio ambiente y causar daños irreversibles a los ecosistemas locales, los activistas dicen que las enormes plantaciones de paltos en Petorca también están destruyendo el tejido social y la identidad cultural de la zona. Se ha vuelto imposible para los pequeños agricultores cultivar sus tierras o criar animales, por lo que las personas se van en un intento por rehacer sus vidas en otro lugar.

“Nuestra provincia está envejeciendo, los jóvenes se están mudando a las ciudades y muchos de los hombres van a buscar trabajo en las minas del norte”, dice Rodrigo Mundaca, activista de la organización ambientalista Modatima. Insiste en que no quiere dejar su tierra, pero ahora se ve obligado a admitir que “la vida se está volviendo insoportable”.

Muchos residentes se han visto obligados a usar agua transportada por camiones cisterna. Cada individuo tiene derecho a 50 litros por día, “a menudo no es suficiente para satisfacer nuestras necesidades”, dice Mundaca. “La calidad es terrible. El agua a menudo es amarilla o tiene suciedad, otras veces huele fuertemente a cloro. Dicen que es potable, pero la gente se enferma cuando la beben, por lo que nos vemos obligados a hervirla o comprar agua embotellada”.

En 2014, la APR de San José encargó un estudio del agua traída por camión. El estudio demostró que los niveles de coliformes (bacterias que se encuentran en las heces) eran mucho más altos que el límite legal. “La coliforme es una indicación de los niveles de contaminación en el agua”, explica Vilches, “para enviar buenas paltas a los europeos, terminamos bebiendo agua con mierda”.

Además de la intimidación, algunas compañías se aseguran de que la gente se mantenga callada al dar “ayuda” a la comunidad. “Hay muchas personas que apoyan al jefe porque les da trabajo”, continúa Mundaca, “y también hay áreas pobres donde los propietarios de negocios de paltas han construido iglesias, centros comunitarios, campos de fútbol… para ganarse el apoyo de la gente. Cuando las personas se quejan de la falta de agua, amenazan con cortar estos beneficios, y todo vuelve a la normalidad en poco tiempo”.

A pesar de haber recibido amenazas, Vilches permanece firme. “Se detuvieron frente a mi casa en un automóvil con vidrios polarizados y me insultaron. Entonces dijeron que si no paraba, me matarían. También me han ofrecido dinero para permanecer callada. Pero continuaré en mi camino. No pueden comprar mi dignidad”.

Reportaje de: Alice Facchini and Sandra Laville

Original en The Guardian: Chilean villagers claim British appetite for avocados is draining region dry

https://www.lemondediplomatique.cl/Agua-y-paltas-la-arremetida.html

589







Agua / Agroindustria / Sequía / Derechos humanos /

Chile - Agua

Cañerías con asbesto estarían contaminando el agua de las ciudades más grandes de Chile (20/07/2018)

Organizaciones ciudadanas convocan a la Segunda Marcha por la Vida en Putaendo (20/07/2018)

“No era un proyecto de protección a los glaciares”: Activistas explican por qué no defendieron la iniciativa de Bachelet retiirada por el gobierno (10/07/2018)

La lucha contra la agroindustria porcina en la Región del Maule (11/06/2018)

Sin debate previo se aprobó actualización del TLC entre Chile y Hong-Kong (29/05/2018)

Lucio Cuenca por seremi de Valparaíso y vínculo con usurpación de aguas y sequía: “El Gobierno da pésimas señales” (24/05/2018)

Sigue la polémica por las paltas y el derecho humano al agua (24/05/2018)

Caso paltas: el conflicto de interés de la Seremi de Medioambiente de Valparaíso (23/05/2018)

Movimiento por el Agua: “La bancada de RD desconoció la agenda de los movimientos sociales al validar el TLC” (11/05/2018)

Agua

Empresa minera chilena Codelco abre un nuevo frente en Intag. Ecuador (04/06/2018)

Agroindustria

Tras comprar Monsanto, Bayer encabeza el agronegocio y busca lavar imagen de los transgénicos. Internacional (16/07/2018)

Poder financiero, depredación ambiental y la búsqueda totalitaria de la máxima ganancia. Argentina (03/06/2018)

Monsanto deberá defenderse en los tribunales de EEUU contra una denuncia de ocultación de pruebas sobre riesgos de sus herbicidas. Estados Unidos (23/05/2018)

Sequía

Iberoamérica, la región con más agua dulce del mundo y su grave sequía. Internacional (13/05/2018)

Engaño y destrucción detrás de la definición de bosque de la FAO. Internacional (21/03/2018)


Ver más:
Agua / Agroindustria / Sequía / Derechos humanos /