BUSCAR en www.olca.cl


- Internacional:
Hacerse cargo

17 de Septiembre de 2012

Emplazan a director de la FAO por su apuesta explícita a la agricultura empresarial


La diplomacia de Brasil ha obtenido uno de sus principales logros colocando desde 2011 a José Graziano Da Silva en la Dirección General de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para lo cual apeló al respaldo de las organizaciones de la sociedad civil a nivel internacional y a los países del Sur global.

Sin embargo, esas mismas organizaciones han fustigado duramente al brasileño, así como al Director del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, Suma Chakrabarti, quienes públicamente han llamado a la comunidad internacional a “abrazar” al sector privado como motor y líder de la alimentación mundial y al mismo tiempo han denostado a la agricultura familiar y campesina.

A través de una nota de prensa publicada el 6 de septiembre en el periódico estadounidense Wall Street Journal, Da Silva y Chakrabarti elogian el papel de las inversiones privadas en agricultura e instan a duplicar las inversiones en tierras, profundizando el acaparamiento de tierras. Mientras tanto, señalan al sector campesino y las pocas políticas de protección de la agricultura que aún rigen, como un lastre que no permite avanzar en el desarrollo agrícola y que debe ser eliminado.

De ahí que organizaciones como La Vía Campesina Internacional, la Marcha Mundial de las Mujeres, la articulación de movimientos sociales ALBA, Amigos de la Tierra, Grain y el Grupo ETC reaccionaron duramente frente a estas definiciones de los máximos representantes de dos organizaciones clave en la gobernanza global de la agricultura y la alimentación, así como en el financiamiento de programas de producción de alimentos.

Y rebatieron varias de las aseveraciones de ambos jerarcas, las cuales ocultan intencionadamente la realidad de la importancia de la agricultura campesina en la alimentación de la población mundial.

Por ejemplo, sostienen, Da Silva y Chakrabarti “presentando a Rusia, Ucrania y Kasakhstan como ejemplos de éxito del agronegocio los que han permitido que estos países pasen de ser ‘las tierras baldías de los 90’ a ser actualmente ‘los principales exportadores de cereales’, no mencionan en momento alguno que las cifras oficiales muestran que en los tres países la productividad es muchísimo más alta en las tierras en manos campesinas que en aquéllas en manos del agronegocio”.

“Tampoco mencionan que -cuando existen las cifras oficiales al respecto, como en la Unión Europea, Colombia y Brasil- se muestra una y otra vez que la agricultura campesina es más eficiente y productiva que la empresarial, lo que también ha sido confirmado por diversos estudios en Asia, África y América Latina”, dicen las organizaciones.

En cambio, el agronegocio defendido por los jerarcas en su artículo “sólo ha exacerbado la pobreza, destruido la capacidad de la agricultura de dar trabajo, ha multiplicado la contaminación y la destrucción ambiental, ha traído de vuelta la lacra del trabajo esclavo y ha provocado las crisis alimentarias y climática de las últimas décadas”.

“Para los movimientos sociales y las y los campesinos del mundo nos es inaceptable e incluso inexplicable que el Director General de la Organización para la Agricultura y la Alimentación promueva el exterminio de la agricultura campesina y el avance del acaparamiento de tierras. Nos resulta especialmente grave que esto ocurra después de tres años de arduo trabajo en el que las organizaciones pusieron todas sus capacidades y voluntades para la construcción de Directrices Voluntarias que protejan contra los acaparamientos de las tierras y después que el Sr. Graziano da Silva durante su campaña a director general expresó reiteradamente su compromiso de promover y validar la importancia de la agricultura campesina y su necesaria participación en la producción alimentaria”, señala el comunicado hecho público la pasada semana.

Los movimientos afirman que la FAO ha abandonado su cometido original y hoy resulta un espacio cooptado por las empresas y los intereses lucrativos por encima del combate al hambre y la malnutrición.

Según pudo saber Radio Mundo Real, una vez conocido el descontento de las organizaciones, Da Silva envió mensajes a través de sus asesores en Roma intentando calmar los ánimos y señalando que en realidad la autoría del artículo no le correspondía. Ello reafirmaría el doble juego llevado adelante por Da Silva en su relacionamiento con la sociedad civil y los intereses hegemónicos de empresas y países que defienden a sus transnacionales. No obstante, no se ha conocido un desmentido público por parte del jerarca brasileño.

Sin embargo las organizaciones manifestaron asombro respecto al lenguaje utilizado por ambos autores -como cuando se refieren a “fertilizar las tierras con dinero” o “hacerle la vida más fácil a los hambrientos del mundo”- ante lo cual colocan dudas sobre la posibilidad de la FAO de cumplir sus funciones con “la necesaria rigurosidad e independencia frente a las grandes empresas del agronegocio y así cumplir el mandato de Naciones Unidas de erradicar el hambre y mejorar las condiciones de vida de los pueblos del campo”.

“Lo que la agricultura y el planeta necesitan actualmente es justamente lo contrario de lo propuesto por Da Silva y Chakrabarti. Lo que la humanidad y los que padecen de hambre en el mundo necesitan es el sustento de las agro-culturas del campo, que constituyen las formas de vida de la mitad de la humanidad y hacen posible la agricultura campesina”, señalan LVC, MMM, ATI, ETC, Grainy ALBA.

“Porque es más eficiente y productiva, porque aún entrega al menos la mitad de la alimentación mundial y gran parte del trabajo en el campo, porque ayuda a enfriar el planeta, la agricultura campesina debe ser fortalecida y protegida”, reiteran.

Fuente:
http://www.radiomundoreal.fm/Hacerse-cargo

944

    





Agroindustria /

Internacional - Agroindustria

La espiral de la agricultura insostenible: de los milagros económicos a la precariedad socioambiental (14/03/2024)

3 de Diciembre Día Mundial del No Uso de Plaguicidas (03/12/2023)

Comisión Europea renovará autorización del uso del glifosato por 10 años, ¿por qué? (16/11/2023)

SAICM: Los compromisos del nuevo marco mundial sobre sustancias químicas deben catalizar una acción enérgica contra los plaguicidas (04/10/2023)

Desde RAP-AL reclamamos actitudes y el compromiso de los gobiernos para promover una mitigación y adaptación crítica al cambio climático (03/12/2022)

430 grupos de la sociedad civil y de los pueblos indígenas al Consejo de la FAO: Fin de las alianzas con la industria de plaguicidas (09/06/2022)

De la revolución verde a la transición verde (14/10/2021)

Secuestro corporativo de los sistemas alimentarios: Por qué oponerse a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios (22/09/2021)

Saltar las barreras corporativas para transformar los sistemas alimentarios (17/09/2021)

Declaración de apertura de la Contra-Movilización de los pueblos para transformar los sistemas alimentarios corporativos (27/07/2021)

Agroindustria

Rechazo a la resolución del Ministerio de Agricultura de Chile sobre semilla tradicional. Chile (07/05/2024)

Acusan a Bayer de daños a medioambiente y la vida en Suramérica. Alemania (25/04/2024)

“No podemos dejar que este lugar se destruya” advierten vecinos/as ante amenaza del Embalse Zapallar en el río Diguillín. Chile (18/03/2024)

Proyecto Embalse en Diguillín se vota este lunes: «Si aprueban esto, va a quedar en la historia que ellos acabaron con San Vicente Bajo» advierte vecina. Chile (17/01/2024)

Productores orgánicos denuncian apropiación de semillas ancestrales en Chiloé: Apuntan a SAG, FIA y Universidad. Chile (22/12/2023)

RAP-Chile y organizaciones sociales y ambientales demandan a Gobierno apoyar en Bonn prohibición gradual de plaguicidas altamente peligrosos. Chile (23/09/2023)


Ver más:
Agroindustria /