BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

26 de Octubre de 2021

Intervención de Natividad Llanquileo en la Convención Constituyente: “Amulepe Taiñ Weichan”



“Hoy me presento ante este pleno, convencida de que todas las formas de resistencia que respetan el valor fundamental de la vida, son legítimas”

“Esta nueva Constitución debe garantizar la expulsión de las empresas Forestales del Wallmapu, poner fin al extractivismo de forma urgente, restituir las tierras antiguas, restaurar el bosque nativo para recuperar el agua, respetar a nuestras autoridades ancestrales y nuestras formas de vida mapuche”.



A continuación, transcripción de parte de su intervención:

Marri Marri lamien machi, marri pu lamien, marri marri kom pu che,
Un saludo a las y los constituyentes a todos y todas quienes nos escuchan, en especial a las otras naciones originarias y al pueblo hermano Chileno.

Iñche ta Natividad Llanquileo Pilquimán, Mapuche, vengo de un territorio donde florecio un idioma, una cultura, valores, tradiciones, filosofía y cosmovisión propia, cuya larga historia se trasmite de manera oral, de generación en generación, a través de la ORALITURA de la que habla Elikura Chihuailaf, a través del nutram.

Nuestro pueblo ha resistido por milenios, recordar la corona española, quienes entendieron que somos un pueblo autónomo, amante de su tierra y su libertad por eso se eligió el diálogo y no la guerra.
Me preguntó ¿Cuándo entenderá esto el Estado de Chile?

Decenas de parlamentos se celebraron con la corona española y también con la incipiente República de Chile: tratados internacionales que hasta hoy son desconocidos por el estado chileno.

Nuestro territorio fue ocupado militarmente reduciéndonos a través de títulos de merced en una política que privilegió a los colonos extranjeros por sobre los habitantes originarios. El 95% de nuestro territorio fue usurpado y sobre 50 mil mapuche asesinados.

Compartimos con el Pueblo trabajador chileno la experiencia de la miseria y las injusticias, porque el Estado también les ha reprimido siempre que se han levantado en demanda de sus derechos.

Más la solidaridad entre los oprimidos está presente en nuestra wenufoye, que ha flameado en las marchas de la rebelión popular, por eso defendemos la garantía constitucional de los derechos sociales, la dignidad de la clase trabajadora y como Pueblo originario defendemos nuestro derecho a la libre determinación, autonomía y territorio.

Soy parte de las familias de las reducciones del Lleu Lleu, quiénes fueron parte de la reforma agraria y debieron sufrir las atrocidades de la contrarreforma impulsada por la dictadura civivo- militar. En aquellos años las tierras que habían recuperado nuestros abuelos fueron entregadas nuevamente a particulares: CONAF las entregó a la forestal CRECEX, propiedad de forestal Mininco de la familia Matte. Entonces fuimos rodeados de plantaciones de pinos y eucaliptus, secaron nuestras napas de agua. No es cierto que el extractivismo genera riqueza: El extractivismo empobrece, aniquila y destruye nuestros territorios.

Frente al despojo y la injusticia, mi familia asumió la digna tarea de recuperar nuestras tierras y expulsar a las forestales de nuestro territorio. Está legítima tarea nos trajo consecuencias: persecución, allanamientos, mutilaciones, detenciones y cárcel. Nuestra historia es la de los Lemun, de los Catrileo, de los Collío, de los Catrillanca, de los Huichalaf y de tantos otros.

Pertenezco a este Pueblo que ejerce su derecho a la libredeterminación por todos los medios posibles frente a un Estado capitalista que no duda en usar la fuerza para defender los intereses de una pequeña élite blanca, que imagina un país excluyendo la “hermosa morenidad” y negando la plurinacionalidad y real participación política.

Hoy me presento ante este pleno, convencida de que todas las formas de resistencia que respetan el valor fundamental de la vida, son legítimas. Nuestra presencia cómo mapuche en este espacio, es sólo una de las diversas formas que tiene un Pueblo de practicar el derecho a la libredeterminación. La resistencia y la recuperación territorial son legítimas frente a la exclusión monocultural de un orden jurídico, político y económico impuesto e injusto.

Esta nueva constitución debe contemplar una estructura plurinacional, con autonomías territoriales y participación en el poder político, respetuosa de nuestro derecho propio, nuestros valores y cultura.
¿Pero cómo confiar? si existe militarización, montajes, infancia vulnerada, sequia ¿Cómo confiar, si al asesino de Alex Lemún, lo acaban de condenar ayer a solo 3 años de presidio con su pena dada por cumplida, quedando en consecuencia en libertad? Me recuerda a los asesinos de Catrileo y Mendoza Collío.
La justicia chilena es racista, clasista, patriarcal y reaccionaria.

La Plurinacionalidad debe ser concreta, no puede reducirse sólo a derechos culturales, como lo pretende establecer la gobernanza capitalista.

Como naciones originarias aquí presentes, hemos establecido que nuestro punto de partida, son los estándares internacionales de derechos humanos de los pueblos indígenas, garantizados en diversos instrumentos internacionales. Piso mínimo, sobre el que debe llevarse a cabo el proceso de participación y consulta indígena, que abra la Constitución a los sentires y propuestas de los diversos pueblos.

Está Nueva Constitución debe garantizar la expulsión de las empresas Forestales del Wallmapu, poner fin al extractivismo de forma urgente, restituir las tierras antiguas, restaurar el bosque nativo para recuperar el agua, respetar a nuestras autoridades ancestrales y nuestras formas de vida mapuche.

Cómo constituyentes, tenemos un desafío enorme y la oportunidad histórica de cambiar la calidad de vida de todos los pueblos explotados y oprimidos.

- Fin al Estado de Emergencia en territorio mapuche.

- Libertad a todos los presos políticos.

- Justicia, reparación y garantías de no repetición.

Amulepe taiñ weichan pu lamngen, Marichiwew!

https://www.elciudadano.com/especiales/proceso-constituyente/la-potente-intervencion-de-natividad-llanquileo-en-la-convencion-amulepe-tain-weichan/10/26/

91