BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

20 de Marzo de 2023

Una constitución determinada “Desde arriba”



La redacción de una nueva Constitución para Chile está ahora determinada principalmente por los partidos, los movimientos sociales se quedan sin posibilidad de participación.

Entrevista a Lucio Cuenca -
Por Leonel Yáñez Uribe - Lateinamerika Nachrichten, N. 584, Febrero 2023.

- Se ha publicado a mediados de enero y es ley el nuevo proceso constituyente diseñado por un comité de 13 miembros. En cuanto el Presidente Gabriel Boric firme la reforma, el "Acuerdo por Chile" entrará oficialmente en vigor. El nuevo proceso según el acuerdo realizado en el congreso chileno contará con tres órganos: una Comisión Experta, un Comité Técnico de Admisibilidad y el Consejo Constitucional, único órgano que será elegido por votación popular. Esta no es la única razón por la que los movimientos sociales y las organizaciones de la sociedad civil critican el llamado Acuerdo por Chile mientras los partidos políticos lo celebran. Comenta Leonel Yáñez Uribe, periodista chileno y profesor de periodismo.

“Mirar el proceso actual es bastante decepcionante”, dice Lucio Cuenca. Cuenca es un reconocido socioambientalista, en el contexto del proceso constituyente de 2020 fue asesor ad honoren de Camila Zárate, convencionalista electa por el Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT Chile), movimiento que eligió a 6 convencionales de distintas regiones del país. Cuenca dice que es un proceso que fue coaptado por el
sistema político: “El sistema político chileno es parte del problema, es parte de la crisis que estamos viviendo, por lo tanto, el apropiarse e instalar este proceso, tiene en su ADN una cuestión no resuelta, que es sobretodo de legitimidad”. Sobre todo, critica la fuerte recaída en lo institucional. Esto ha llevado a los partidos conservadores, de derecha, pero también a los de la antigua Concertación (centroizquierda), que gobernó el país ininterrumpidamente entre 1990 y 2010, a adoptar el resultado del plebiscito del 4 de septiembre y a establecer ahora un proceso estrictamente limitado.

Lo más cuestionado por sectores de la sociedad civil y movimientos sociales es La Comisión de Expertos/as que con 24 integrantes, será elegida por los partidos con representación en el congreso, es decir, proporcional a la cantidad de diputados por partido, lo que en Chile se denomina “cuoteo político” o repartición de cargos, sin elección popular, ni concurso público.

“Es un eufemismo esto de los expertos, porque finalmente no hay expertos que sean inocuos, son expertos que representan posiciones políticas o corrientes políticas determinadas y a través de ellos, se van a plasmar en la redacción de la nueva constitución”, constata Cuenca.

Por tanto, el proyecto de nueva Constitución estará dominado por la opinión del Parlamento actual, pero no por la opinión del pueblo de Chile.

Ya a finales de enero, el Parlamento propone 24 expertos: el Senado y la Cámara de Representantes, doce cada uno. La comisión de expertos con representación paritaria se reunirá por primera vez el 6 de marzo. Su tarea consiste en elaborar un primer borrador de la nueva Constitución, que luego se entregará al Consejo Constitucional que será electo en las elecciones fijadas para el domingo 7 de mayo de 2023. El Consejo Constitucional estará integrado por 50 personas, con carácter paritario y con representación supernumeraria de representantes de pueblos indígena. La ley aprobada por el Congreso Nacional chileno y publicada en el Diario Oficial dice: "El Consejo Constitucional es un órgano que tiene por único objeto discutir y aprobar una propuesta de texto de nueva Constitución”. Lo que significa que discutirán el anteproyecto producido por la Comisión de Expertos/as, en otras palabras, un texto que por su génesis (nace de un órgano acordado por Ley), pondrá los límites de la discusión.

La Comisión de Expertos, no tiene derecho a voto en el Consejo Constitucional, pero claramente influirá en la discusión o debates que se lleguen a suceder cuando el Consejo Constitucional sesione, puesto que será de su autoría el anteproyecto constitucional. “Adicionalmente, está el otro Comité de Admisibilidad, que va a ser integrado por 14 abogados, también nombrados por el parlamento, y que finalmente será una especie de contraloría que va a determinar si los artículos que apruebe el consejo elegido (Consejo Constitucional), están o no, dentro del marco de los 12 puntos o principios acordados como límites para la nueva constitución”. Estos límites tienen a la base los 12 principios que la Ley considera base de la nueva carta fundamental, que establece entre otros, que Chile es un Estado unitario, social y de derecho, donde también se consagra los tres poderes autónomos del Estado: Poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo. Así, los conceptos de un país plurinacional, con un sistema judicial que se democratiza en su estructura considerando entre otros elementos, una justicia que de cuenta de los pueblos originarios y su cultura, quedan excluidos.

Para Lucio Cuenca entre otros, lo aspectos más críticos de este nuevo proceso que busca superar la constitución pinochetista, se centra en estos límites establecidos. En su opinión establecen la mantención de puntos críticos, que reproducen los pilares de la constitución del 80, para esta nueva constitución. Según él, eso es estratégico, “porque aceptar ese nivel de límites, es prácticamente cercenar la posibilidad de tener
una constitución efectivamente democrática”.

Muchos de los principios de la anterior propuesta, discutidos democráticamente en la Convención Constituyente, no estarán presentes para su discusión. Por eso también es que la percepción que Cuenca tiene del proceso constitucional fallido es que fue quizá el más democrático que ha tenido Chile en estos procesos de construcción de una nueva constitución: Evalúa que en el actual momento político se está con menos posibilidad de incidir desde el mundo social y la movilización social. Rescata sí, que las propuestas específicas del mundo socio ambiental, tuvieron importante presencia en el texto propuesto por la Convención Constitucional anterior (2021-2022).

Particularmente, de 388 artículos 74 hacían mención “a temas de la naturaleza y distinta institucionalidad y estaba instalado el tema ecológico desde el artículo No 1, cuando se define el carácter del Estado. Para nosotros, lo que se logró en la Convención Constitucional es de alto valor porque allí concurren distintas visiones del mundo socio ambiental”.

La derrota sufrida, de la opción Apruebo el 4 de septiembre de 2022, ha tenido costos importantes en la legitimidad que puedan adquirir ciertos conceptos y principios que hablaban de un país más democrático, política y culturalmente. Poco de esto se reflejará en el nuevo proyecto de Constitución.Se ha fijado un calendario preciso para el nuevo proceso constitucional: El Consejo Constitucional a partir del 7 de junio tiene un plazo de cinco meses para presentar una nueva propuesta constitucional. El plebiscito de apruebo o rechazo al nuevo texto se realizará el domingo 17 de diciembre de 2023, entonces es una vez más Apruebo (Sí) o Rechazo (No) a la nueva constitución.

El signo de este acuerdo, expresa que Chile vuelve a los causes netamente institucionales, donde es prerrogativa de los consejeros trabajar sobre un anteproyecto propuesto por una comisión de experto nombrada a dedo. En este sentido, en nada se asemeja al proceso que, producto del estallido social, presenciamos desde el año 2019 en adelante. Se vuelve a la democracia “de las alturas”, dejando a la ciudadanía y los movimientos sociales como meros espectadores.

Lo más grave está en la generación de los Consejeros: quienes quieran proponerse para candidatos/as a consejeros/as constitucionales, deben pertenecer a un partido legalmente inscrito y donde no se admiten candidaturas de independientes o representantes de movimientos sociales. Las elecciones de estos Consejeros, está dado por la norma que elige habitualmente a los senadores, donde el criterio de proporcionalidad propio de las elecciones de diputados/as, no se consideró: Ocurrirá, por ejemplo, que en la zona de la Araucanía, donde el conflicto entre mapuches, el Estado y las empresas forestales está en pleno desarrollo, se elegirán 5 consejeros, igual número que la Región Metropolitana, donde viven 8 millones de personas respecto del casi 1 millón de la Araucanía. Ninguna forma proporcional concurrirá en esa elección, más bien es retornar a las formas del antiguo sistema binominal, que estructuró las elecciones hasta 2013, lo que en la práctica a repone las formas de alianzas, sobre la cuenta matemática d que quien concentre más votos tendrán mayor
opción de elegir consejeros, perdiéndose los criterios de pluralismo y diversidad, donde candidatos con porcentajes menores, pueden optar a un sillón.

Si bien, los que “redacten” la constitución van a ser consejeros cien por ciento electos, la realidad de las cosas es que este consejo constitucional, es una entidad mixta que en el plebiscito de 2020 los chilenos rechazaron. “El voto en ese momento fue un voto en contra de la participación del parlamento en el proceso” dice Cuenca.

Cabe señalar que la totalidad de los partidos con representación parlamentaria acordaron esta nueva modalidad para superar la constitución heredada de Pinochet. Con la excepción del Partido Republicano, asociado a la extrema derecha y el Partido de la Gente, nuevo conglomerado que se ubica en la centroderecha populista.

Los partidos impulsores del "Acuerdo por Chile" pretenden poner fin al legado de Pinochet con la nueva Constitución. Que esto vaya a tener éxito y que la nueva Constitución haga que Chile sea finalmente más democrático y más justo es algo que se pone en duda, especialmente en los círculos cercanos al movimiento.
«El “Acuerdo por Chile” es un acuerdo diseñado para que el parlamento redacte la nueva constitución. Y eso nos deja en una situación de mucha precariedad, desde el punto de vista del ejercicio de la soberanía de los pueblos. Es decepcionante las característica del modelo y de los actores que ahora están tomando decisiones en este proceso», concluye Lucio Cuenca.

Por Leonel Yáñez Uribe - Lateinamerika Nachrichten, N. 584, Febrero 2023

Fuente:
https://lateinamerika-nachrichten.de

365

    





Proceso Constituyente / Derechos humanos / Participación Ciudadana / Política ambiental /

Chile - Proceso Constituyente

La privatización de los glaciares chilenos en la propuesta constitucional (12/12/2023)

En Contra de la Constitución anti Naturaleza y derechos sociales (09/11/2023)

Comunicado del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) en contra de la constitución del empresariado (07/11/2023)

Informe: Post extractivismo y proceso constituyente 2021 y 2022 desde las experiencias territoriales (26/10/2023)

El consultor argentino que desinforma en Chile y su vínculo con uno de los árbitros de la constitución (31/07/2023)

Gabriel Salazar en la previa al 7M: “voy a votar nulo porque será un rechazo a este proyecto de los políticos” (04/05/2023)

Gabriel Salazar: «No queda otra opción que anular para eliminar este diabolismo político» (03/05/2023)

Nuevo proceso constitucional: ¿Y qué opina la gente? (16/04/2023)

Un proceso constitucional sin espacio para las demandas socioambientales y una parodia de participación ciudadana (21/03/2023)

Derechos humanos

Defensores de derechos humanos piden al Departamento de Justicia de EE.UU. que retire los cargos contra Julian Assange. Internacional (18/05/2024)

Acusan a Bayer de daños a medioambiente y la vida en Suramérica. Alemania (25/04/2024)

Descubren fosas comunes en Gaza con centenares de cuerpos, que apuntan a nuevos crímenes de guerra. Palestina (23/04/2024)

25 años en jaque: los últimos kawahivas a merced de madereros armados y bandas violentas. Brasil (16/04/2024)

Prisioneros palestinos, incluidos ancianos, discapacitados y enfermos de Alzheimer, denuncian torturas. Palestina (16/04/2024)


Ver más:
Proceso Constituyente / Derechos humanos / Participación Ciudadana / Política ambiental /