BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:
El Clamor de San Juan: "En Defensa de la Comunidad y el Medio Ambiente"

05 de Junio de 2023

Denuncian que autopista elevada de “Ruta de la Fruta” dividirá en dos a la comunidad de San Juan



La planeada Ruta H-66, la Carretera de la Fruta en Chile, amenaza la calidad de vida y el entorno ambiental de la comunidad rural de San Juan en San Antonio. Es imperativo un nuevo estudio de impacto ambiental que considere los efectos acumulativos de las actividades industriales y de infraestructura en la zona.

La tranquila comunidad rural de San Juan se encuentra al borde de una tormenta de contaminación y ruido. Ya sometida a la presión de cementeras y el Autódromo de San Antonio, su paisaje y la salud de sus habitantes enfrentan una nueva amenaza: la próxima construcción de la Carretera de la Fruta, o Ruta H-66.

Este último tramo, la Variante San Juan, se propone como una autopista elevada que dividirá la comunidad en dos, perturbará el paisaje natural y aumentará significativamente la contaminación visual. Pero eso no es todo. La extracción de rocas en la zona para la construcción del puerto exterior de San Antonio añadirá cientos de camiones por hora al ya concurrido tránsito de la carretera.

Las familias que eligieron San Juan en busca de paz y tranquilidad, muchas de ellas con hijos e hijas con TEA, ahora enfrentan la perspectiva de un ruido constante y una contaminación del aire sin precedentes. El tráfico adicional durante la temporada estival, con vehículos que se dirigen al balneario de las Rocas de Santo Domingo, intensificará aún más la problemática.

Sabemos que un estudio de impacto ambiental realizado hace una década no consideró estos escenarios. La participación ciudadana en aquel momento fue mínima y las autoridades ofrecieron información insuficiente. Los residentes y las organizaciones públicas lucharon por su causa, pero sus esfuerzos no fueron suficientes.

Por lo tanto, desde la plataforma de este medio de comunicación, hacemos un llamado a las autoridades pertinentes y a la clase política, tanto local como nacional. Necesitamos un nuevo estudio de impacto ambiental que contemple las acumulativas y perjudiciales consecuencias de la Ruta H-66, del Autódromo y de las cementeras.

Reconocemos que la carretera es necesaria para el desarrollo del país. Pero debe ser un desarrollo que no comprometa la calidad de vida de los habitantes ni la salud de nuestro medio ambiente. San Juan se merece un trato justo y transparente. Es hora de escuchar su clamor y actuar en consecuencia. Porque la defensa del medio ambiente y de las personas es la defensa de nuestro futuro como nación.

Cristian López
Coordinador por la defensa de San Juan

566