BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:

09 de Junio de 2023

Paraíso agroecológico en la Araucanía: 35 años de trayectoria de Mongelechi Mapu



En el año 1987 una agrónoma y un profesor de historia se embarcaron en una aventura pionera en el país. En un terreno no agrícola, con suelo arenoso y pelado, sin hierbas ni arbustos, crearon una de las experiencias más interesantes del país en el ámbito de la educación ambiental y el fomento de la agroecología con base campesina.

Fotos y texto por Nicolás Salazar Maleras - resumen.cl
Imagen: Lilian Barrientos con una cosecha matutina, en medio de plantas de Quinoa y Amaranto

Entrar en Mongelechi Mapu es algo sorprendente. La cantidad de colores, aromas y formas causan sorpresa y fascinación en cada esquina del lugar. Plantas, flores, insectos y otros seres vivos ocupan cada centímetro de terreno.

Cada uno de los 5.000 metros cuadrados del centro agroecológico se encuentra aprovechado por plantas medicinales o comestibles. Casi la totalidad se encuentran verdes, vibrantes y hermosamente sanas. Miles de estudiantes de escuelas, universidades, campesinos y otras personas han visitado el lugar para aprender sobre agroecología.

Antes de la creación de Mongelechi Mapu la familia Painel de la Comunidad Indígena Manuel Lorenzo, propietaria original, le daba un uso muy esporádico cuando crecía algo de pasto.


Una parte de los 5.000 metros cuadrados que componen
Mongelechi Mapu dejan apreciar su biodiversidad.

Hoy en día, junto a una escuela y a una comunidad mapuche, Mongelechi Mapu produce alimentos y semillas tradicionales de una gran diversidad, las que se distribuyen por todo Chile. Cientos de grupos visitan año a año la iniciativa en busca de conocimientos para producir alimentos de forma sostenible.
Lilian Barrientos, ingeniera agrónoma y gestora principal de la iniciativa, asegura que "esto es algo bien sencillo, pero hecho con harto corazón, y bien real, eso es lo interesante, es totalmente auténtico".

El centro de aprendizaje Mongelechi Mapu

Lombrices y pilas de compost son los que dan fertilidad al lugar. Mientras que espárragos, tomates, quinoa, amaranto, pepinos, zapallos, maíz, lechuga, acelgas, espinacas, rábanos, frutillas, pak choi y decenas de otras especies siembran de colores Mongelechi Mapu.

Toda esta comida y medicina es producida sin ningún pesticida o abono industrial. Todo es producto del reciclaje de nutrientes a través de técnicas agroecológicas. Entre las estas se encuentran: compostaje, lombricultura, desarrollo de biopreparados, uso de aves para control biológico de plagas, abonos verdes, entre muchas otras.


Las flores de Mongelechi Mapu no solo llenan de vida el lugar, son muy
importantes para la biodiversidad y los equilibrios ecosistémicos al interior del centro

El proyecto esta en un terreno de propiedad de la institución Bahá’í, y el equipo principal a cargo está compuesto por Gerardo Jara Barrera, Ramón Pilquil Alchao y Lilian Barrientos Espinoza. Este equipo gestiona el centro educativo bajo los principios bahá’ís y agroecológicos.

Barrientos es la cabeza indiscutible de la iniciativa. Reunirse con ella es inundarse de su vitalidad y entusiasmo, no es casualidad que el proyecto que encabeza lleve 35 años de funcionamiento ininterrumpido.
"Nosotros aquí nos propusimos investigar, probar, crear como se puede hacer una agricultura para el futuro. Cómo lo hacemos para proyectar la producción de alimentos en las próximas generaciones, pensar en el futuro de la humanidad, qué tipo de agricultura debiera hacerse, que sea respetuosa con la naturaleza, porque la tierra merece todo nuestro respeto por todo lo que nos da" relató.


La poda y compostaje del Tagasaste, una leguminosa que fija
nitrógeno, es importante para la elaboración de abono

"Pero hay otro tema que es la identidad de un territorio, como se hace agricultura en este contexto con familias campesinas, con los recursos que hay, paja, guano, los cultivos que son propios de este territorio, y esto es lo que nos propusimos hacer en este terreno" agrega.

La ingeniera agrónoma acota que, «para nosotros era interesante probar y validar propuestas concretas y sencillas para una agricultura campesina, más allá de un huerto, sino en espacios mayores. El diseño del espacio, las rotaciones de cultivos, como se minimiza el uso de mano de obra sin el uso de maquinaria para que sea sustentable, y eso en escala mayor no habían muchas experiencias, entonces esa era la idea de contribuir" expresó Barrientos.

La historia detrás de Mongelechi Mapu

Hace 35 años nació en la comuna de Nueva Imperial el espacio educativo Mongelechi Mapu, en asociación con una escuela rural y una comunidad mapuche.

En conversación con Lilian Barrientos, cuenta que «que en el año 1987, el director de una escuela nos contacta a mi y a Gerardo para generar un huerto escolar, pero tu entenderás que en media hectárea se pueden hacer muchas cosas más, entonces nosotros nos propusimos un proyecto en donde en ese espacio construyéramos un modelo educativo para la agricultura familiar campesina, un sistema que fuera por supuesto sustentable".


Sistema de recolección de semillas de Lechuga, una labor
importante dentro de Mongelechi Mapu

Fue así que al costado de una escuela básica en la comuna de Nueva Imperial se instaló Mongelechi Mapu, como espacio educativo para los estudiantes, y además para la comunidad campesina y mapuche del sector.
La entrevistada agregó que,"nosotros aprendimos de otras instituciones como el CET Bio Bio de Yumbel y otras ONG que venían con proyectos de agricultura sustentable, en esos años aún no se hablaba de agroecología, sino que de agricultura orgánica, lo que es muy acotado. Hoy entendemos que ese concepto queda muy corto".

Respecto a la media hectárea donde esta emplazado Mongelechi Mapu, Lilian comenta "lo interesante es que este terreno nunca fue agrícola, por eso la familia Painen no lo utilizó, porque aquí no crecía ni el pasto, nada, y era un terreno que no le daba ninguna utilidad, no cultivaban, totalmente pelado, era como una cancha de fútbol donde crecía un junquillo negro, y eso para nosotros era bueno, porque si nosotros demostrábamos que aquí se podía producir comida, y buena comida, con mayor razón esto serviría para animar y motivar a cualquier familia que tiene suelos mucho mejores, que tiene un galpón lleno de guano; o un gallinero lleno de guano; o un potrero lleno de rastrojo y todo eso nunca lo hemos tenido, acá no hay animales para tener guano, por lo tanto todo es más difícil".


Desde el cielo y mediante fotografías aéreas se puede comparar la
exuberancia de diversidad del centro educativo frente a predios vecinos.

"Siempre lo que hemos ido haciendo es como lo podría hacer la familia campesina, la realidad es que las familias en el campo ya quedan las personas más adultas, pero aunque sean personas jóvenes la idea no es matarse trabajando para producir comida, más aun pensando en que eso va a hacer generar ingreso, no puede ser a costa de mi bienestar".

"En resumen, en 35 años solo hacemos agricultura ecológica natural, nunca se ha aplicado ni un solo gramo de salitre, ni un pesticida, ningún veneno, y siempre la base de todo esto es la actitud de aprender. Y cada día uno está pensando, esto podría ser así, aquí podríamos mejorar esto otro. Entonces este lugar se llama centro de aprendizaje Mongelechi Mapu y uno aprende todos los días, de las visitas, de las conversaciones, de las propias reflexiones en base a lo que está ocurriendo, o que una abuelita recuerda su conocimiento, entonces es en base a aprender con otros, y es precisamente para difundir las experiencias y conocimientos" agrega Barrientos.

Actualidad y proyectos de Mongelechi Mapu


Gerardo Jara, otro integrante del centro educativo, realiza el
importante trabajo de seleccionar semillas en la fotografía

En la actualidad, Mongelechi Mapu recibe todos los meses a estudiantes, principalmente del sur del país, pero incluso reciben visitas de otros países que quieren conocer la iniciativa.
Además son uno de los polos de producción de semillas agroecológicas más importantes del país, por la gran biodiversidad y calidad.

Se han asociado en la cooperativa Semilla Austral para distribuir sus semillas por todo Chile.
Barrientos agrega que actualmente están en un proceso de producir semillas de gran calidad y limpias de insumos industriales, "como productores somos parte de la Cooperativa Semilla Austral, que es una cooperativa de productores, guardianes y conservadores de semillas tradicionales y con manejo agroecológico, de distintas regiones del país, y en forma colectiva mantenemos un sistema de aprendizaje en la reproducción, mantención y difusión de la importancia de estas semillas, para ello estamos en una certificación en la modalidad de Sistema Participativo de Garantías y en proceso de Certificación Orgánica por el SAG.»


Ramon Pilquin, un integrante muy importante del equipo, realiza
sus labores en el centro

Otra de las iniciativas de Mongelechi Mapu es brindar talleres a diferentes profesionales y comunidades campesinas en centros rurales, universidades y otras instituciones. También generan asesorías a otros proyectos socioambientales como el Programa de Mejoramiento de huertas de la Fundación Lican en Tirúa.
Para aquellos que se interesen de las semillas y el proyecto de Mongelechi Mapu pueden contactarse por medio del Instagram Agroecología Mongelechi Mapu, así como con la Cooperativa Semilla Austral y su plataforma de información y venta.

Fuente:
https://resumen.cl/articulos/paraiso-agroecologico-en-la-araucania-35-anos-de-trayectoria-de-mongelechi-mapu

329