BUSCAR en www.olca.cl


- Chile:
El mundo necesita elementos de tierras raras. Pero esta mina amenaza el ecosistema y el bienestar de los habitantes de esta comunidad chilena

25 de Abril de 2023

Conflicto en Chile por minería de tierras raras necesarias para la energía limpia



¿Una empresa minera que mejora el medio ambiente?

- Esa es la imagen que intenta proyectar Aclara Resources, una empresa minera peruana que pretende extraer elementos de tierras raras en la región chilena de BioBio. Destacando que los minerales se destinarán a pilares de la energía limpia como las turbinas eólicas y los coches eléctricos, la empresa se publicita a sí misma como luchadora contra el cambio climático promoviendo una transición verde, todo ello utilizando un proceso de extracción que protege y repone recursos como el agua y los árboles. Ver sitio de Aclara Resources

Por Julia Paley - Foreign Policy in Focus

No es así, según los residentes, que rechazaron el proyecto por un 99% en una votación comunitaria. Están promoviendo la creación de un parque en la misma zona donde se llevaría a cabo la explotación minera. Mediante la organización de paseos por el bosque y la exaltación de las culturas locales, los residentes dan prioridad a la conservación de la naturaleza frente a la empresa y sus planes.

La historia de esta batalla campal entre ciudadanos y una empresa minera revela mucho sobre la naturaleza de la publicidad corporativa, la estrategia de los movimientos sociales y la participación democrática en medio de la transición energética "verde".

¿Qué son las tierras raras?

En la electrónica contemporánea son fundamentales 17 elementos metálicos conocidos colectivamente como "elementos de tierras raras" (REE, su abreviatura en inglés). Aunque no son raros, estos elementos aparecen con poca frecuencia en su forma pura. Las tierras raras se utilizan para fabricar dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, discos duros de ordenador y pantallas electrónicas. También se emplean en equipos militares y espaciales como drones, aviones y sistemas para guiar misiles.

En la actualidad, China produce el 92% de los imanes de tierras raras del mundo y maneja el 63% del procesamiento de tierras raras y el 85% de la minería de tierras raras. Con su dominio de las tierras raras, China tiene una influencia considerable en los conflictos geopolíticos. Este monopolio también ha provocado tensiones durante más de una década.

Por eso llamó la atención que en 2014 se descubrieran tierras raras a solo un kilómetro de la ciudad de Penco, en una zona de casi 50.000 habitantes, en la extensa costa chilena del Pacífico, en la región del BioBio. Está muy cerca de la tercera área más grande y poblada de Chile, Concepción.

Dado que el abastecimiento de agua del proyecto procede de los esteros Penco y El Cabrito, la mina afectaría al acceso de los residentes al agua. La contaminación provocada por la explotación a cielo abierto afectaría negativamente también a los habitantes de la zona. Los residentes locales ya han expresado su preocupación por cómo el proyecto afectará negativamente al medio ambiente y a su calidad de vida. Los planes de desarrollo también han provocado un aumento de las tensiones con la asociación indígena local, Koñintu Lafken Mapu, que ha expresado su preocupación en las redes sociales y ha emprendido acciones en coordinación con otras organizaciones sociales.

Desde el punto de vista medioambiental, el proyecto hará avanzar la deforestación, amenazando sobre todo un bosque de queules, un árbol autóctono de Chile que está en peligro crítico de extinción. Además, el proyecto perturbará el ecosistema local, que alberga estuarios vírgenes que proporcionan agua a animales únicos y en peligro de extinción, como la rana de cuatro ojos y el sapo enmascarado.

Estudio de impacto ambiental

Poco después del descubrimiento de tierras raras cerca de Penco, se planificó producir 1.700 toneladas anuales de concentrado de tierras raras durante 15 años utilizando técnicas de minería a cielo abierto en un área de 256 hectáreas, incluidas 13 hectáreas de flora nativa y en peligro de extinción. El proyecto se denominó inicialmente BioLantánidos y fue gestionado por la empresa Minera Activa y su filial REE Uno SpA. Se trataba de planes para instalar una planta piloto con una inversión inicial de 5 millones de dólares para perforar y extraer casi dos toneladas de tierras raras al mes. En octubre de 2019, la empresa peruana Hochschild Mining PLC adquirió BioLantánidos y cambió su nombre a Aclara Resources tras registrar la REE Uno en Canadá.

Como Chile carece de una normativa ambiental adecuada, BioLantánidos perforó para exploraciones sin permiso. Posteriormente, en 2018, la empresa presentó su propuesta de Estudio de Impacto Ambiental al Servicio de Evaluación Ambiental. Esta búsqueda de aprobación fue incierta desde el principio. La autoridad emitió tres Informes Consolidados de Aclaraciones, Rectificaciones o Ampliaciones (ICSARA), lo que indicaba una propuesta muy débil. En consecuencia, la empresa preparó tres addenda. A pesar de ello, muchas instituciones públicas con voz en el proceso siguieron rechazando el proyecto. Una de ellas fue el Gobierno regional, que declaró que el proyecto contradecía la Estrategia de Desarrollo Regional.

La última presentación se realizó el 31 de enero de 2022, tras lo cual la empresa afirmó que se habían resuelto todas las cuestiones pendientes. Aún así, esto no fue suficiente para convencer al Servicio de Evaluación Ambiental de Chile de que se harían esfuerzos suficientes para proteger la flora y la fauna regionales. Ante el inminente rechazo del proyecto, la empresa retiró su solicitud de estudio de impacto ambiental el 2 de marzo de 2022. Aunque la empresa aún no ha presentado una propuesta para otro estudio de impacto ambiental, ha indicado que se está preparando para volver a presentarla, con una declaración medioambiental reforzada, una estrategia de participación de la comunidad y un plan de proyecto ampliado.

Hasta ahora, la empresa ha intentado eludir la democracia. De acuerdo con el marco de evaluación de impacto ambiental, los representantes de la comunidad pueden presentar documentos de apoyo con observaciones de los ciudadanos, y presentaron 500. Sin embargo, sólo se celebró una sesión para recabar la opinión de los residentes, durante el periodo álgido de la pandemia y en sólo cuatro localidades de la zona. La escasa participación se debió en parte a la falta de publicidad previa a la consulta.

Como señala Maia Seeger, directora ejecutiva de la organización no gubernamental chilena Sustentarse, este tipo de "participación ciudadana" era una mera formalidad. Aunque proporcionaba un mecanismo para que la gente registrara sus preocupaciones, no era vinculante para la toma de decisiones de las autoridades. Por lo tanto, la comunidad no podía influir en el resultado de manera significativa. Ni siquiera los políticos electos, como el alcalde y el consejo municipal, tenían poder de decisión, lo que diluía la influencia democrática de los residentes.

Estrategia de la empresa

La empresa ha pregonado los beneficios de su trabajo, como la generación de empleo, la llegada de oportunidades económicas a la región y la promoción de la igualdad de género.

Sin embargo, el mayor argumento de venta de Aclara Resources es posicionarse como defensora del medio ambiente. En palabras de su Director General, Ramon Barua,
Hemos desarrollado un proceso limpio y sencillo en torno a nuestro yacimiento único de arcillas iónicas que nos permite extraer sus valiosas tierras raras de forma sostenible. ... y lo que es más importante, no generamos residuos líquidos ni sólidos. Nuestro producto está 100% libre de radiactividad. Además, tendremos un consumo de agua muy bajo y recircularemos hasta el 95% del agua utilizada en el proceso. Por último, revegetaremos todas las áreas de extracción con especies autóctonas, buscando preservar y rehabilitar los bosques naturales. ... En Aclara nos mueve crear riqueza medioambiental en todo lo que hacemos.

Además, la empresa ganó un premio a la sostenibilidad y participa en conferencias sobre sostenibilidad minera, donde destaca su "propuesta de valor único medioambiental y social como parte de la lucha contra el cambio climático". Ha hecho todo lo posible por demostrar su respeto por el medio ambiente. Por ejemplo, un vídeo en Twitter muestra a unos jóvenes distribuyendo panfletos sobre tierras raras. Cuando se les pregunta por la relación de las tierras raras con la minería, afirman que el proyecto no tiene nada que ver con la minería. En cambio, afirman que, dado que la presencia de tierras raras impide que florezcan las plantas autóctonas, la eliminación de las tierras raras, junto con los árboles depredadores, y su sustitución por árboles autóctonos mejorará el medio ambiente.

Estas afirmaciones han sido impugnadas. Las afirmaciones de la empresa de que no hay radiactividad no se han demostrado; necesariamente habrá depósitos de residuos tras el uso de "sustancias químicas altamente corrosivas". El proyecto también extraerá mucha agua dulce de la cuenca, lo que puede "afectar a los cursos de agua naturales de la zona". Se removerá el suelo y el subsuelo, y se pondrán en peligro especies de árboles en peligro de extinción. Por ello, grupos cívicos han denunciado los esfuerzos como parte de una "burda campaña de desinformación" diseñada para "manipular la percepción hacia el proyecto". En este sentido, afirma Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, "estas acciones vulneran los derechos humanos de la comunidad, el acceso a información fidedigna y la libertad de opinión. Sin duda, se busca dañar el tejido social". Debido a que Aclara Resources no cuenta actualmente con una solicitud de Evaluación de Impacto Ambiental presentada, sus afirmaciones no están respaldadas por pruebas presentadas a través de los canales oficiales.

Además de su campaña de lavado verde, Aclara Resources está supuestamente detrás de una empresa de encuestas que contacta con residentes locales. Las personas que llaman preguntan a los encuestados qué opinan de tres proyectos, dos de los cuales son irrelevantes. La última opción, y el resto de la encuesta, se refiere a las tierras raras. Aunque el proceso dista mucho de ser transparente, los organizadores sospechan que recabar opiniones de la gente permite a la empresa afirmar que ha consultado a la población, le permite amasar información sobre las percepciones de los residentes y le proporciona una plataforma para volcar la opinión pública a favor del proyecto.

Este proceso no ha hecho más que intensificarse, y Aclara Resources habla con orgullo de su "transparencia, honestidad y diálogo" con las comunidades y las instituciones públicas. Sus publicaciones en Instagram y Twitter muestran a la empresa organizando jornadas de puertas abiertas como parte de la "Participación Ciudadana Temprana" antes de volver a solicitar la aprobación en la Evaluación de Impacto Ambiental. Según el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, estas casas abiertas han sido recibidas con protestas en las comunidades, que ya han manifestado su oposición al proyecto.

Estrategia comunitaria

La lucha contra la extracción de elementos de tierras raras en Chile se ha construido sobre una historia de conflictos sociales en torno a proyectos de capital en la región del BioBio, una de las más activas zonas de movilización de Chile. Lo más destacado es que la comunidad ya se había organizado, a partir de 2013, contra GNL Penco-Lirquén, conocido como Octopus, que pretendía crear una terminal marítima para barcos que transportan gas natural. La red de contactos creada entonces sirvió de base para una nueva configuración para oponerse a la minería de tierras raras que ha involucrado a grupos de mujeres, representantes empresariales, asociaciones mapuches y varias comunas vecinas, entre otros.

Una estrategia comunitaria innovadora contra el proyecto de tierras raras ha sido "Parque Para Penco", una propuesta para ocupar el lugar donde supuestamente se realizará la explotación minera y recuperarlo en beneficio de la población local. Los miembros de la comunidad organizan excursiones por el espacio, con familias que salen a pasear, aprecian y preservan la naturaleza y valoran la cultura local. En enero y febrero de 2023, los organizadores generaron el "Verano en el Parque" con diversas actividades -culturales, deportivas, medioambientales- que han reforzado la conexión de la gente con la tierra.

Los grupos locales también han creado un comité de expertos -abogados, ecologistas, miembros de ONG, comunicadores, arquitectos, geógrafos, antropólogos, ingenieros hidráulicos- para señalar las irregularidades del proyecto y llamar la atención de la opinión pública sobre lo que estaba ocurriendo.

En febrero de 2022, lideradas por estas mismas organizaciones sociales, las comunidades de Penco convocaron a una consulta para saber si la población estaba a favor o en contra de la minería. Fue un proceso transparente, con mucha publicidad y con recuento de votos abierto. La legitimidad que proporcionó el procedimiento limpio fue vital, ya que la votación en sí no era vinculante. Este referéndum fue una iniciativa muy innovadora, ya que hasta entonces no había habido ningún otro proceso comunitario de este tipo en torno a la minería. El 20% de la población de Penco (casi 10.000 personas) participó en el proceso, una participación muy alta. El 99% votó en contra del proyecto.

Poco después, la empresa retiró su solicitud de estudio de impacto ambiental, alegando que querían mejorar la participación de la comunidad y el ecologismo. Aunque los vecinos celebraron la aparente victoria al interrumpir los planes de la empresa, sabían que debían permanecer alerta. En octubre de 2022, la empresa anunció una ampliación del proyecto. La inversión inicial de 40 millones de dólares pasaría a 130 millones, y la superficie de terreno ocupada por el proyecto aumentaría de 256 hectáreas a casi 600 hectáreas.

Recomendaciones a los movimientos sociales mundiales

La lucha para impedir la minería de tierras raras en Penco está lejos de haber terminado. Sin embargo, incluso ahora, la historia tiene muchas lecciones que ofrecer a los movimientos sociales contra la minería de todo el mundo. Javier Arroyo Olea, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, extrae cuatro recomendaciones de la experiencia de Penco.

En primer lugar, las comunidades ganan fuerza cuestionando la presentación de los beneficios del proyecto por parte de las empresas y las instituciones gubernamentales. Aunque las promesas de empleo, preservación del medio ambiente y equidad de género puedan resultar atractivas en algunos aspectos, los ciudadanos y los políticos deben exigir que la empresa demuestre sus afirmaciones, por ejemplo que el proyecto no afectará al suministro de agua.

En efecto, es necesaria una transición energética de los combustibles fósiles a fuentes de energía bajas en carbono en todo el mundo. Pero una transición energética justa exige que los costes medioambientales y sociales no recaigan sobre las comunidades y territorios más vulnerables del Sur Global.

En segundo lugar, es esencial establecer normas para una participación auténtica. Cuando los procesos oficiales sólo recogen las opiniones de un pequeño segmento de la población y son participativos sólo de nombre, los residentes deben exigir aportaciones ciudadanas reales y consultas indígenas. Un referéndum, aunque no sea oficial ni vinculante, puede generar presión política y, por tanto, tener impacto. En ese proceso, las alianzas con políticos locales y organizaciones establecidas pueden dar al voto ciudadano una legitimidad adicional. En consecuencia, puede ser ventajoso presionar a los cargos electos locales para que declaren públicamente su postura sobre la minería, adopten medidas que respalden sus declaraciones y cumplan lo que dicen que van a hacer.

En tercer lugar, es beneficioso recuperar espacios para la gente, como están haciendo los residentes de Penco al crear un parque donde las familias pueden reunirse, la naturaleza puede conservarse y la cultura local e indígena preservarse. Además, a la empresa le resultará más difícil explotar un lugar ya defendido por la población.

Por último, la coordinación entre los grupos de todo el mundo que tratan de impedir la minería de tierras raras puede ayudar a movilizar la presión internacional y proporcionar información sobre el panorama general del comercio y la inversión. Una red de contactos de este tipo puede reforzar los esfuerzos locales en curso e impedir proyectos que aún no se han materializado.

"Evidentemente, hay que reforzar los mecanismos de evaluación ambiental", afirma Javier Arroyo Olea. "Las comunidades tienen conocimiento sobre los territorios que habitan. Más que ser tomados en cuenta, la voz de la gente que habita esos lugares debe ser vinculante para que esta transición sea vista con ojos críticos y se active también desde esa perspectiva."

Julia Paley es la autora de “Marketing Democracy: Power and Social Movements in Post-Dictatorship Chile” y directora del Immigration Justice at the Religious Action Center of Reform Judaism.

Traducido para el OLCA


Fuente:
https://fpif.org/a-conflict-in-chile-over-minerals-needed-for-clean-energy/

659

    





Minería a gran escala / Lavado de imagen / Comunidades / Aclara - Módulo Penco (Ex BioLantánidos) /

Proyecto Aclara - Módulo Penco (Ex BioLantánidos):

Minera de tierras raras en Penco está condenada por talar plantación forestal sin plan de manejo (28/02/2024)

“No cederemos un milímetro en esto”: vecinos y agrupaciones de Penco dudan de nuevo proyecto de Tierra Raras (21/02/2024)

Respirando en la nuca de Penco: Gerente general de Aclara anunció que proyecto minero de tierras raras ingresará a evaluación ambiental en marzo (16/02/2024)

Cuando Penco dijo No a la Minera: La primera consulta comunitaria sobre un proyecto minero en Chile (30/01/2024)

Centro Demostrativo de Tierras Raras en San Pedro de la Paz no contaría con patente municipal: Empresa busca eximirse de su pago (11/01/2024)

Solicitan cierre de “Casa Aclara”: Minera que busca explotar tierras raras en Penco no habría pagado patente municipal (09/01/2024)

Hoy en las de Hochschild: Las manos por las que ha pasado el proyecto minero de tierras raras que busca instalarse en Penco (03/12/2023)

Corfo desmiente anuncio de subsidio a minera Aclara en Penco: “Puede ser calificado como una falta a la verdad grave” (21/11/2023)

CORFO entregará 2 millones de dólares a minera de tierras raras en Penco como incentivo tributario (19/11/2023)

Una defensa de cerro a mar: La lucha de Penco contra la minería de Tierras Raras. OLCA, Santiago de Chile, 2023. 105 p. (14/11/2023)

Chile - Minería a gran escala

Minera de tierras raras en Penco está condenada por talar plantación forestal sin plan de manejo (28/02/2024)

Antofagasta Minerals: SEA denuncia a empresa del grupo Luksic por comentario que sugería eliminar ejemplar de ave en declaración de impacto ambiental (24/02/2024)

“No cederemos un milímetro en esto”: vecinos y agrupaciones de Penco dudan de nuevo proyecto de Tierra Raras (21/02/2024)

Comunidades y Lof de Curarrehue en alerta por proyectos mineros que pretenden instalarse en el territorio (21/02/2024)

Autoridad ambiental pone término anticipado a proyecto minero El Encierro de Barrick y Antofagasta Minerals en la nacientes del Valle del Huasco: “No vuelvan” (19/02/2024)

Chile: la encrucijada del litio (16/02/2024)

Respirando en la nuca de Penco: Gerente general de Aclara anunció que proyecto minero de tierras raras ingresará a evaluación ambiental en marzo (16/02/2024)

Unidad de Medio Ambiente del Consejo de Pueblos Atacameños participa en estudio científico que es utilizado como evidencia en demanda por daño ambiental (06/02/2024)

Cuando Penco dijo No a la Minera: La primera consulta comunitaria sobre un proyecto minero en Chile (30/01/2024)

Arica: SMA formula cargo gravísimo a la empresa Andex Minerals Chile Spa (30/01/2024)

Minería a gran escala

Protesta en el Parlamento Europeo contra el acuerdo UE-Chile por neocolonial y destructor del medio ambiente: “Alto al robo de litio”. Internacional (01/03/2024)

Ambientalista chileno solidariza con protesta contra la fábrica de Tesla en Grünheide. Alemania (29/02/2024)

Denunciaron posible derrame de una minera y la Justicia quiere investigarlos. Argentina (22/02/2024)

Ascienden a 16 fallecidos por derrumbe de mina Bulla Loca en Bolívar. Venezuela (22/02/2024)

Lavado de imagen

Chicago demanda a cinco grandes empresas petroleras, acusándolas de destrucción del clima y fraude. Estados Unidos (22/02/2024)

La COP del clima se convierte en otra Davos. Internacional (15/02/2024)

Los créditos de carbono y el mercado voluntario: ¿solución o distracción?. Internacional (30/01/2024)

Expansión de las plantaciones de árboles destinadas a los mercados de carbono: más evidencias del fraude de la compensación. Internacional (19/12/2023)

Las petroleras invaden la Cumbre del Clima en la que se discute sobre el fin de los combustibles fósiles. Internacional (06/12/2023)

Un festival de cabilderos: ¿Por qué las cumbres ecológicas de la ONU se han vuelto tan grandes?. Internacional (06/12/2023)

Multinacionales “verdes” al descubierto. Internacional (14/11/2023)


Ver más:
Minería a gran escala / Lavado de imagen / Comunidades / Aclara - Módulo Penco (Ex BioLantánidos) /